Temas Especiales

25 de Jan de 2021

Eduardo L. Lamphrey R.

Columnistas

Así como sube la inflación, deben subir salarios y jubilaciones

Es hora de definir una política salarial capaz de mantener un índice de aumento que le permita recuperar su poder adquisitivo perdido por el aumento constante de la inflación

No es de humanos ver, todos los días, a sol o agua, a la tercera edad pidiendo, ‘suplicando', un aumento a sus jubilaciones que le permita tener un mejor bienestar social. Así mismo es inaceptable que los trabajadores tengan que dejar de laborar, generar incertidumbre económica, por seis meses, tras debatir con la empresa privada y Gobierno, un aumento salarial que les permita elevar su poder adquisitivo y mantener un mejor nivel de vida.

Es hora de definir una política salarial capaz de mantener un índice de aumento que le permita recuperar su poder adquisitivo perdido por el aumento constante de la inflación.

Al jubilarse, un trabajador recibe el 60 % del mejor salario que haya obtenido en 10 años, aparejado con las 240 cuotas (57 años para las mujeres y 62 para los hombres).

Panamá, con una economía que crece regularmente, con una inflación baja y un entorno estable para la inversión externa, hace posible que los salarios y las jubilaciones se fijen cada año en función del aumento de la inflación, para evitar que los conciudadanos pierdan poder adquisitivo.

Es necesario explicar que la inflación es el aumento general y sostenido de los precios, para medirla se utiliza el índice de precios al consumo, IPC, que muestra mensualmente cuánto varían los precios de ciertos bienes y servicios fundamentales para la vida cotidiana, si aumenta de manera continuada, se habla de inflación.

Si logramos ajustar los salarios y jubilaciones al aumento real del IPC, logramos que los ciudadanos mantengan su poder adquisitivo, dado que sus ingresos rendirán igual que antes. Según la Cepal, la economía panameña crecerá en un 5.6 % en el 2019, el FMI prevé un 5.5 % de crecimiento y el BM estima un 6.0 % de crecimiento económico; todo con una inflación del 2 % para el 2019; la inflación cerró en el 2017 en un 0.9 % y en un 4 % en el 2018. Para el caso de los trabajadores, se hizo un incremento de 6.5 % en el salario mínimo para las grandes empresas y 4.5 % para la pequeña, que va desde 1 de enero de 2018 al 31 de diciembre del 2019. Con este ajuste, el salario mínimo promedio mensual para la región 1 quedó en B/ 721 y en la región 2 quedó en B/ 563, acuerdo bianual.

Si podemos utilizar el índice inflacionario como referente en el aumento salarial y jubilaciones, dado el caso del 2019, se incrementarán en 2 % anual.

No importa el monto de jubilación, simplemente se incrementará en un 2 % anual, lo que le permitirá recuperar su poder adquisitivo en un 2 % que le accederá a comprar sus medicamentos, tener mejor alimentación y un mejor nivel de vida.

Ojo con los jubilados o tercera edad, todos vamos para ese rubro, unos más rápido que otros, para el año 2025 seremos el 23 % de la población panameña, o sea, seremos 947 mil 140 ancianos o tercera edad.

No quiero estar, junto a muchos que leen este artículo, en el 2025, apoyados en bastones, muletas o caminador, cerrando calles y empujando policías, pidiendo o ‘suplicando' un aumento de las jubilaciones, ya que no nos alcanza la plata y no podemos seguir escogiendo entre comida o medicamentos.

Es obvio que esta es una lucha que deben impulsar los jubilados y los trabajadores, en consenso con el nuevo Gobierno y la empresa privada, dado que este incremento se hará anualmente y traerá una mejor distribución de las riquezas y aminorará las diferencias sociales latente en una economía neoliberal.

Esta opción deberá presentarse en un anteproyecto de ley, obviamente consensuado con los jubilados, trabajadores, empresa privada y Gobierno, en la Asamblea Nacional, para convertirse en ley, garantizándole así un mejor nivel de vida y bienestar social a los jubilados y trabajadores.

ECONOMISTA

‘[...] esta es una lucha que deben impulsar los jubilados y los trabajadores, en consenso con el nuevo Gobierno y la empresa privada, dado que este incremento se hará anualmente y traerá una mejor distribución de las riquezas y aminorará las diferencias sociales [...]'