Temas Especiales

22 de Sep de 2020

Erika Mouynes

Columnistas

Sobre la nueva designación de Panamá en las listas europeas

“Panamá deberá avanzar de manera deliberada y estratégica, con un enfoque en cómo salir de esta situación de manera permanente, cortando así el ciclo pernicioso de entrada y salida en listas”

La Unión Europea (UE) nuevamente nos colocó en la lista por materia fiscal y pronto lo hará por en la lista relativa al lavado de dinero. Sin embargo, desde julio de 2019 a la fecha no se ha hecho ninguna evaluación técnica de la UE a Panamá y estas nuevas inclusiones en lista obedecen a que la metodología de UE establece que si un país esta en la lista de OCDE y GAFI automáticamente deben ser incluidos en las de UE en un efecto domino.

Por un lado debemos cuestionar la conveniencia o no de dichas listas europeas si se limitan a copiar lo que establecen otros organismos en vez de hacer su propio análisis. Por otro lado, el desfase en el tiempo entre una y otra, es decir entre la inclusión GAFI y OCDE (Junio 2019) y luego el de las listas UE (Feb. 2020), genera que si bien Panamá pudo no haber cumplido técnicamente en el periodo 2017-2018 que fue evaluado en GAFI-OCDE, para este primer semestre de 2020 la realidad técnica es otra que no esta siendo considerada ya que no se nos evalúa técnicamente, y tan solo se nos incluye en la lista EU por referencia GAFI-OCDE.

La respuesta y estrategia de Panamá deberá girar sobre tres pilares:

1) Manifestar su inconformidad por la falta de evaluación técnica. Panamá tiene de sobra argumentos para mostrar los altos niveles normativos con que cuentala legislación vigente. Panamá no es un destino mundial para la evasión fiscal, a diferencia de otras jurisdicciones que no están listadas. Por otro lado, en tan solo un par de años, nos hemos comprometido, y todos los bancos cooperan, con el intercambio de información de los cuenta habientes de más de 73 jurisdicciones.

Además, tampoco somos el registro predilecto para las sociedades offshore. De hecho, solo ocupamos el 0.27% de ese mercado a nivel internacional y se han hecho importantes avances para la supervisión y transparencia del manejo de sociedades que hay que resaltar.

2) Mitigar impacto negativo y ser estratégicos. Tal como de manera diligente el Gobierno visitó las principales corresponsalías para aclarar la situación y transmitir tranquilidad lo que evitó que Panamá perdiera corresponsalías bancarias en julio de 2019 cuando se listó en GAFI, se deberá hacer otro tanto incluyendo a calificadoras de riesgo ante esta nueva designación en el lado europeo. Adicionalmente, la importancia geopolítica de Panamá aunado a que tenemos importantes proyectos que siguen interesando a los inversionistas extranjeros deberá convertirse en el mejor activo estratégico para mitigar consecuencias negativas de estos listados.

3) Rescate de la imagen de Panamá. Seguimos siendo duramente cuestionados y evaluados en las mesas evaluadoras producto de una pésima imagen internacional errónea que se generó a raíz de los mal llamados Panama Papers, y que es necesario corregir y rectificar.

Solo de Bruselas, sede de la UE, el año pasado se generaron 195 noticias negativas sobre Panamá. Ante esta realidad, la Cancillería de Panamá adelanta ahora el plan Misión Panamá que es una agresiva y comprensiva iniciativa del Gobierno con el sector privado para rescatar la imagen de Panamá en el exterior, corrigiendo la impresión negativa que se tiene y resaltando los altos estándares con que cuenta el sector de servicios financieros en Panamá.

Sobre estos pilares, Panamá deberá avanzar de manera deliberada y estratégica, con un enfoque en cómo salir de esta situación de manera permanente, cortando así el ciclo pernicioso de entrada y salida en listas.

A Panamá le conviene de una vez por todas representar un alto estándar de control efectivo de los flujos ilícitos manteniendo su competitividad como centro financiero y de servicios que sirva de catalizador para nuevas inversiones, reactivando así la economía y el desarrollo social.

Viceministra de Asuntos Multilaterales y Cooperación