Temas Especiales

14 de Jul de 2020

Avatar del Tito Rodríguez Mena

Tito Rodríguez Mena

Columnistas

El COVID-19 se expande, puede llegar a Panamá

Cuando escucho que la OMS eleva el riesgo de expansión global del coronavirus, causante del COVID-19, de alto a muy alto, quedo con todas las alarmas en rojo y pienso inmediatamente en Panamá.

Cuando escucho que la OMS eleva el riesgo de expansión global del coronavirus, causante del COVID-19, de alto a muy alto, quedo con todas las alarmas en rojo y pienso inmediatamente en Panamá. La OMS confirma el número de pacientes infectados por coronavirus en China de 79 824, fuera de China se han detectado 4351 casos en 48 países, incluyendo ahora primeros contagios en Nigeria, Dinamarca, Estonia, Lituania y Países Bajos. En Italia ya llevan 39 muertos, en Washington se da el primer fallecido y a nivel mundial ya van 2869 fallecidos, con Irán como segundo país con más muertos. Hasta hoy se desconoce el origen del brote del COVID-19, de Wuhan-China. Esta grave situación provoca que los investigadores aceleren las pruebas clínicas en busca de un tratamiento para poder combatir la enfermedad.

El coronavirus de Wuhan llegó a América Latina un mes después de los primeros casos detectados en China y cuando ya se extendía por 44 países del mundo. Nosotros, los latinoamericanos, con una población de 600 millones de personas, detectamos ocho casos de afectados. La posibilidad de que en Panamá se registre un caso del COVID-19 es cada vez más cercana, dada nuestra característica de ser un país de tránsito, donde nuestros aeropuertos, el Canal y nuestras fronteras sean escenarios propicios para tal penetración en nuestro país.

Podemos regular y controlar nuestros aeropuertos, el propio Canal, pero queda muy débil el control que tenemos en nuestras fronteras, especialmente con Colombia, específicamente Puerto Obaldía, donde regularmente entran africanos, cubanos, colombianos, venezolanos y europeos de manera descontrolada, a pesar del esfuerzo de Sinaproc; más regulación hay en las fronteras con Costa Rica, aunque hay muchos huecos donde se realiza el paso ilegal a Panamá por centroamericanos.

Aquí es donde tenemos que reforzar nuestra seguridad, allí está nuestro talón de Aquiles, esto nos obliga a reestructurar nuestra fuerza policial (marítima y terrestre) que nos permita controlar todas las actividades ilegítimas que provocan la entrada de ilegales al país. Esta actitud debe ir acompañada por el Ministerio de Salud que agilice todas las medidas preventivas para controlar la llegada del COVID-19. Hay que hacer mucho énfasis en el lavado de manos, en el uso de pañuelos o el codo para cubrirse la nariz y boca cuando se tose o estornude, el uso de mascarillas es primordial. Es obvio que hay que tener todas las precauciones de bioseguridad que eviten el contagio a otras personas dentro de un centro hospitalario.

Es importante señalar que hay que aumentar los grupos de profesionales en los puertos, aeropuertos y fronteras terrestres que mantengan un monitoreo constante a todas las personas que ingresen a Panamá, sobre todo procedentes de zonas de riesgo.

El Minsa ha invertido 2.5 millones de balboas, distribuidos en la promoción de salud, preparación para emergencias, turnos médicos, cobertura de lugares de entrada y el incremento de gastos por incapacidades de personas aseguradas en observación. Además, se ha invertido en insumos de protección personal y de emergencia.

Es cierto que si el COVID-19 se convierte en pandemia, caeremos en una recesión económica nacional/mundial. Para tal situación hay que prepararse, se hace necesario que el Gobierno nacional promulgue en los medios de comunicación (periódicos, redes sociales, plataformas digitales), en escuelas, bachillerato, universidades, corregimientos, barrios, toda la información necesaria de prevención ante el COVID-19. La comunidad debe prepararse para esta pandemia y protegerse por sí misma; así regularemos y controlaremos el COVID-19, mientras los investigadores hallen la cura ante tan mal global.

Este es nuestro compromiso en la Asamblea Nacional, junto a los otros dos órganos del Estado, unamos fuerzas y preparémonos para tal malévola pandemia. Desde cada circuito electoral, todos los 71 diputados, plantaremos las defensas preventivas y necesarias para contener y regular el COVID-19, así defenderemos a la patria y a todos nuestros ciudadanos.

Diputado de la República.