Temas Especiales

12 de Jul de 2020

Avatar del Jorge Luis Prosperi Ramírez

Jorge Luis Prosperi Ramírez

Columnistas

El distanciamiento social es nuestra mejor defensa actual contra el COVID-19: ¡quédate en casa, panameño!

De acuerdo con el último informe de situación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el avance del nuevo coronavirus (COVID-19), hasta el día sábado en la noche se habían confirmado 142 539 casos de COVID-19 en el mundo (9769) y 5393 defunciones.

De acuerdo con el último informe de situación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el avance del nuevo coronavirus (COVID-19), hasta el día sábado en la noche se habían confirmado 142 539 casos de COVID-19 en el mundo (9769) y 5393 defunciones. En China se habían reportado 81 021 casos, y 3194 defunciones. Hasta ese día China había el 57 % de los casos. No obstante, el número de casos nuevos disminuye cada día, reportándose solo 14 casos nuevos el día sábado, lo que demuestra que los chinos han logrado contener la epidemia.

Por otro lado, excluyendo China, ya hay 135 países que habían confirmado ese día, un total de 61 518 casos de COVID-19 (9751 nuevos y aumentando cada día), y 2199 defunciones. Seis países, Italia, Irán, República de Corea, España, Alemania, y Francia, habían reportado el 34 % de los casos fuera de China, y continúan reportando casos nuevos a diario, lo que coloca estos territorios en el epicentro de la pandemia con más casos y muertes reportados que en el resto del mundo, sin contar a China.

Por nuestra parte, hasta las 4:00 PM del día sábado 14 de marzo, el Minsa anunció que ya teníamos 43 casos confirmados y una defunción. El 89 % de los pacientes se encontraba en cuarentena en casa. Solo cinco personas estaban hospitalizadas, de las cuales dos estaban en cuidados intensivos. Las personas más afectadas están entre los 40 y 59 años.

En ese contexto, la reciente publicación de “The World Economic Forum” subraya que, el COVID-19 es una pandemia, que se propaga tan rápido que cualquier conteo de infecciones y muertes rápidamente queda obsoleto, por lo que reaccionar en exceso es mejor que no reaccionar. La transmisión en curso de COVID-19 continuará en muchos países, progresando eventualmente a la difusión comunitaria, como lo demuestran las proyecciones de los modelos epidemiológicos sobre el impacto anticipado de la población: en ausencia de una contención efectiva o una vacuna viable y segura, una proporción significativa de la población mundial podría estar infectada.

Aunque, según los expertos, esta predicción puede hacerse realidad, lo importante es la escala de tiempo en la que se lleva a cabo: ya sea en cuestión de seis (6) a nueve (9) meses, lo que abrumará por completo a muchos sistemas de salud, o durante muchos años, lo que permitirá a los sistemas de salud hacer frente adecuadamente.

En ese contexto, nuestra mejor defensa actual contra el COVID-19, para aplanar la curva, ralentizar la propagación del virus, aliviar sus efectos en los sistemas de salud y salvar vidas, es el distanciamiento social.

Afirman los expertos citados en la publicación del World Economic Forum que, ya no podemos esperar contener la propagación global del virus. Tampoco podemos esperar el desarrollo de una vacuna que todavía está a 18 meses, o desperdiciar recursos en medidas de poco impacto. La forma más efectiva de hacerlo es a través del distanciamiento social, que incluye restringir los viajes y cancelar eventos a gran escala, como conciertos, conferencias y, sí, clases universitarias.

Paralelamente, insisten los académicos, los países deben fortalecer sus sistemas de salud para garantizar que los trabajadores de la salud estén ante todo protegidos, con un suministro adecuado y capacitación adecuada sobre el uso de equipos de protección personal; así como permitir que dichos países monten una respuesta viable y sostenible que involucre atención primaria comunitaria para manejar los casos leves, además de la atención hospitalaria intensiva avanzada de los muy enfermos.

Y eso es precisamente lo que se viene promoviendo y llevando a cabo desde nuestro Gobierno. Nos toca a los panameños seguir las recomendaciones y quedarnos en casa, cuidando nuestra vida y la de las demás personas.

Médico, miembro de la Comisión Asesora del Minsa para enfrentar la Epidemia del Coronavirus.