Temas Especiales

06 de Mar de 2021

Avatar del Juan Diego Correa Quirós

Juan Diego Correa Quirós

Columnistas

¿Por qué el coronavirus es la oportunidad de nuestras vidas?

Miles de personas han muerto y varios que conoces se van a morir, pero no podemos dejar que sea en vano. ¿Te preguntas por qué salieron los animales a las calles vacías? Para recordarnos que les hemos robado su planeta; para recordarnos, por última vez, que hemos puesto el dinero por encima de la vida.

Miles de personas han muerto y varios que conoces se van a morir, pero no podemos dejar que sea en vano. ¿Te preguntas por qué salieron los animales a las calles vacías? Para recordarnos que les hemos robado su planeta; para recordarnos, por última vez, que hemos puesto el dinero por encima de la vida.

Esta es nuestra última oportunidad, porque si el coronavirus no acaba con gran parte de la humanidad, de volver a como estaba todo antes, definitivamente, lo hará. Literalmente, la existencia de la raza humana depende de lo que aprendamos de esta crisis. No podemos volver a lo que era la “normalidad”, porque esa normalidad lleva años poniendo el dinero por encima de la vida en nuestro planeta.

Hay cosas que no podemos olvidar, si queremos salvar el mundo. No podemos olvidar que a finales del año pasado estallaron cientos de protestas en toda Latinoamérica y en Panamá hubo violencia que recordó, en proporciones guardadas, a la época de la dictadura. Estas protestas fueron contra los Gobiernos corruptos, pero sobre todo eran protestas contra el sistema en el que vivimos.

La crisis empezó hace rato, porque algo estábamos haciendo muy, pero muy mal. La culpa no es del presidente Nito Cortizo ni de un partido político. El Gobierno está secuestrado por los poderes económicos, cuyo único objetivo es mantenerte ignorante, en deudas y enviciado en el consumismo.

Los que ocupan el poder solo piensan a corto plazo: en el dinero inmediato y en mantener el Statu Quo.

Pepe Mujica dijo "El ser humano es el único animal capaz de destruirse a sí mismo".

Volver a como era el mundo antes del coronavirus significa volver a la miseria; significa suicidarnos, pero no tiene por qué ser así.

No podemos olvidar los incendios del Amazonas, los fuegos de Australia o, ni aquí mismo en Panamá, los crímenes ambientales contra los bosques en Darién y los alrededores del Canal.

¿En serio vamos a dejar que millones de animales y personas mueran por culpa de unos pocos millonarios oportunistas y gobernantes populistas?

Los tiempos de crisis son tiempos de cambio y nosotros debemos cambiar el sistema cuanto antes. No creo que tú quieras volver a trabajar ocho horas al día todos los días para pagar las cuentas y vivir miserablemente.

“No podemos ser conformistas, debemos liberarnos y atrevernos a tomar riesgos”, dijo una vez Robin Williams. Así que atrevámonos a cambiar el chip y pensar a largo plazo, porque si no hay planeta, tus hijos se van a morir pronto y tus nietos nunca van a existir.

Para poder avanzar, tenemos que dejar algo atrás. Yo te pregunto: ¿Quieres vivir como una copia, como una estadística? ¿O quieres seguir lo que te apasiona, ser feliz y dejar un legado a la humanidad?

Para poder avanzar, tenemos que dejar algo atrás. Dejar atrás el consumismo y adicción a lo material. Tenemos que dejar atrás las distracciones, como lo son nuestros celulares y las redes sociales. Simplemente debemos rebelarnos contra el sistema y hacer lo que nos haga feliz. Comprometernos con nosotros mismos y con el futuro de la humanidad.

Tenemos que dejar atrás el despilfarro de dinero y el despilfarro de nuestros recursos naturales. Tenemos que dejar atrás capitalismo tradicional y aventurarnos hacia algo diferente. Atrevernos a comprometernos con los derechos de todos y a salvar el medio ambiente, pero, sobre todo, debemos salvarnos a nosotros mismos.

Estudiante universitario en Ciencias Políticas y Periodismo.