Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Avatar del Mirla Martínez Antadilla

Mirla Martínez Antadilla

Columnistas

La solidaridad del pueblo panameño en su máxima expresión

Una vez más el pueblo panameño, en todos los estratos sociales, demuestra su gesto de solidaridad con sus semejantes. Con esto de la pandemia mundial del coronavirus (COVID-19) -situación difícil nunca vivida-, muchas familias han quedado prácticamente a la deriva: unos han perdido sus trabajos, otros no tienen entradas, porque dependían de la venta diaria de sus productos o mercancías; sumado a esto, no podemos olvidar a los desempleados.

Una vez más el pueblo panameño, en todos los estratos sociales, demuestra su gesto de solidaridad con sus semejantes. Con esto de la pandemia mundial del coronavirus (COVID-19) -situación difícil nunca vivida-, muchas familias han quedado prácticamente a la deriva: unos han perdido sus trabajos, otros no tienen entradas, porque dependían de la venta diaria de sus productos o mercancías; sumado a esto, no podemos olvidar a los desempleados.

Sin embargo, este es un pueblo que unido experimenta diversas fórmulas para seguir adelante.

Para ello, se cuenta con el apoyo del Gobierno nacional, de la empresa privada, de artistas, deportistas, voluntarios, clubes cívicos, iglesias, fundaciones, estudiantes, gremios organizados, universidades, cuerpo diplomático y particulares, entre otros.

En este sentido, el Gobierno estableció el plan “Panamá Solidario” que ha permitido beneficiar un aproximado de más de un millón de personas, al recibir vales para adquirir alimentos; bolsas de comida, se le ha garantizado el suministro de medicamentos y el servicio de gas.

Por su parte, la empresa privada, también ha realizado diversas e importantes donaciones en especies y servicios, tanto al Gobierno como a instituciones benéficas y a personas de escasos recursos.

Hemos visto, en esta crisis por el coronavirus a un sinnúmero de artistas y deportistas que participan en actividades virtuales y en entrega de alimentos y la gran cantidad de voluntarios, al apoyar en las diferentes plataformas solidarias, estos últimos ponen en riesgo su vida y la de sus familias.

Asimismo, existen personas que han mostrado su solidaridad a través de su peculiar forma de ayudar al más necesitado; estos son los productores de legumbres, frutas y leche, entre otros productos, así como también a los distribuidores de alimentos del mar.

El COVID-19, también ha alertado a los centros o bancos de sangre, por lo que en Panamá varias empresas, particulares y funcionarios se han unido para brindar su solidaridad con donación de sangre, al seguir recomendaciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) que indica que los países –en estos momentos de crisis- deben garantizar la continuidad de las donaciones y la seguridad de los donantes y del personal de salud.

Sin embargo, no podemos dejar de mencionar a otro grupo de personas altruistas de los barrios y comunidades más vulnerables, que comparten y organizan colectas para que, de una u otra forma, les llegue a humildes familias lo más básico que es la alimentación. Eso es digno de admirar.

Con todas estas manifestaciones, nos queda claro que, en esta pandemia mundial, la solidaridad se ha convertido en el vínculo que nos mantiene unidos, luchar de la mano por un mismo fin, porque solo así venceremos a este peligroso enemigo.

Periodista