Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Shirley Binder

Columnistas

Conservación de los océanos, garantía para el desarrollo sostenible

Panamá es un istmo bañado por los dos océanos más grandes del mundo, que brindan espacios y recursos en donde se desarrolla un sinnúmero de actividades, como el turismo, pesca, navegación, investigación y actividades logísticas, entre otras, de las que depende la economía panameña.

Panamá es un istmo bañado por los dos océanos más grandes del mundo, que brindan espacios y recursos en donde se desarrolla un sinnúmero de actividades, como el turismo, pesca, navegación, investigación y actividades logísticas, entre otras, de las que depende la economía panameña.

El Ministerio de Ambiente es la entidad responsable de velar por la conservación y el uso sostenible de los ecosistemas marino-costeros, que coadyuva con la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá en asuntos de pesca, con la Autoridad Marítima de Panamá para el control de la contaminación, y con otras instituciones que, desde su competencia y especialidad, inciden en el manejo y gobernanza oceánica.

Al ser los océanos un tema holístico con varias instancias y necesidad de coordinación interinstitucional, y al país verse con la responsabilidad de ordenar y priorizar las actividades de conservación, como identificar aquellas que impactan negativamente el Pacífico y el Atlántico y sus soluciones, en 2018, mediante Decreto Ejecutivo No. 431 de 25 de octubre de 2018, se crea la Comisión para la Formulación, Desarrollo y Monitoreo de la Política Nacional de Océanos.

Como resultado de este paso, en junio de 2019, se definieron los cuatro ejes estratégicos, que son: 1. Biodiversidad y Recursos Marinos, 2. Gobernanza Marítima y Seguridad, 3. Economía azul y desarrollo logístico, y 4. Ciencia, Tecnología e Innovación.

Actualmente, se está en proceso de iniciar la formulación de la PNO, que le dará a Panamá un diagnóstico de la situación actual que enfrentan las áreas marino-costeras y los impactos que ocasionan las cuencas bajas, medias y altas, que muchas veces son olvidados.

A su vez, busca promover una cultura de país marítimo, y una estrategia para integrar a las comunidades costeras con su alrededor, así como promover y priorizar las áreas de investigación científica para la toma de decisiones y apropiado manejo de los océanos.

Por la parte de logística, busca un posicionamiento estratégico para el desarrollo marítimo, al mantener el liderazgo de registro mercante y que, al seguir las leyes, tanto nacionales como internacionales, en conjunto con el concepto de sostenibilidad, debe crear empleos y una economía azul ejemplar.

Para que ella sea implementada, así como cualquier otra política ambiental, la PNO debe contar con indicadores claros de cumplimiento, seguir contando con el respaldo político en todos los niveles y el compromiso de la sociedad.

Panamá se ha comprometido con el mundo en implementar acciones concretas que aseguren la sostenibilidad de los océanos, y lideró junto a otros países en el marco de la Vigésima Quinta Conferencia de las Partes (COP25), realizada en Madrid en diciembre del 2019, la inclusión de los océanos, como parte integral de los diálogos formales que se programan en el seno de las negociaciones de cambio climático bajo Naciones Unidas.

En 2021, Panamá será la sede de la Conferencia de Nuestros Océanos, “Our Ocean Conference”, donde Gobiernos, organizaciones no gubernamentales y sociedad civil se comprometen con acciones cuantificables para la conservación de los océanos.

A diferencia de otras conferencias, esta tiene la particularidad de darle la misma importancia y voz a todos los entes, no solo a los gubernamentales. “Our Ocean Conference”, posicionará a Panamá a nivel mundial, siendo una ventana para mostrar los esfuerzos que realiza el país en materia oceánica, que incluye, entre otros, el mapeo de ecosistemas costeros, la revisión de límites de áreas marinas protegidas y la incorporación de las comunidades costeras e insulares en actividades de turismo sostenible en tales territorios.

Lo anterior, será escenario propicio para canalizar recursos tanto técnicos como económicos, e incrementar la cooperación internacional, para impulsar las acciones nacionales en vías a la implementación y cumplimiento de la PNO. La protección de los océanos constituye una garantía para el desarrollo sostenible en las aguas que bordean el país.

Directora de Política Ambiental del Ministerio de Ambiente.