30 de Nov de 2021

Columnistas

Ocú: tierra de poetas, escritores y compositores

“En el aspecto vernacular, donde se conocen las costumbres y tradiciones campesinas en la literatura culta, existen obras maestras que, […], se han convertido en materia de consulta para las nuevas generaciones […]”

Ocú, constituye una de las regiones interioranas que ha hecho significativos aportes a la literatura panameña, a pesar del poco reconocimiento que las instituciones que promueven la cultura le han dado a los escritores, literatos, poetas y compositores de este pintoresco pueblo.

Por lo trascendente del tema, se considera de gran importancia recopilar la mayor cantidad de datos acerca de la producción literaria de ocueños, preocupados por dar a conocer el quehacer popular de un pueblo que ha escrito páginas indelebles a través de la historia, sobre temas de cultura, folclore, música, costumbres y tradiciones, haciendo de esta pintoresca comunidad, la región que contribuye firmemente con la reafirmación de nuestra nacionalidad. Es loable resaltar las obras literarias de hombres que, de una u otra, han logrado engrandecer el rico folclore a través de la pluma con sus crónicas, cuentos, novelas, artículos, reportajes y relatos.

Es de justicia destacar las figuras de hombres preclaros, que tienden a perderse en el olvido y anonimato, como es el caso de los doctores Rodrigo Núñez Quintero, Herminio Carrizo Villarreal, Joaquín “Chin” Carrizo, Luzmila González Mitre, quienes aportaron su granito de arena para el enriquecimiento de la literatura costumbrista; hoy día, ha nacido un gran poeta y escritor de reconocida trayectoria nacional e internacional, se trata de Javier Alvarado, un joven que está recorriendo el mundo con sus letras, las presentes y futuras generaciones sabrán apreciar en su justa dimensión el sentir y pensamiento de este caballero, consolidando la identidad del panameño, igual ocurre con Héctor González Mitre, un poeta y escritor que ha sido galardonado varias veces por sus inspiraciones, cuentos y leyendas urbanas de la imaginación creativa del ambiente donde se ha creado.

La cultura, como conjunto complejo de estructuras sociales, conocimientos adquiridos y manifestaciones creativas, necesita ser analizada desde una perspectiva académica, en ese sentido, el propósito debe ser el de realizar un estudio analítico sobre el aporte literario de escritores y poetas de Ocú, que se han dedicado a enaltecer la lengua castellana a través de sus inspiraciones llenas de un poder creativo y artístico.

Cuando se trata el tema literario, se hace referencia, tradicionalmente, a las artes, la filosofía, las costumbres, las ciencias humanísticas en su sentido amplio, el mismo tiene connotaciones que nos pueden llevar a conclusiones realmente interesantes, debido al gran desafío del mundo globalizado en cuanto a socializar la creatividad y expresión artística que permitan a todos y a cada uno desarrollarlas y darlas a conocer. Casos excepcionales de la narrativa de los cuentos y las novelas han dejado como herencia para la humanidad una producción literaria inspirada en aspectos de la vida cotidiana de los campesinos de esas regiones.

En el aspecto vernacular, donde se conocen las costumbres y tradiciones campesinas en la literatura culta, existen obras maestras que, a través de los tiempos, se han convertido en materia de consulta para las nuevas generaciones, uno de esos tantos casos son las publicaciones hechas por el doctor Rodrigo Núñez Quintero, “Comarca de los Manitos” y el doctor Herminio Carrizo, “Para qué sirve la familia”. Estos escritores, han logrado plasmar, a través de los géneros literarios, las vivencias infantiles y juveniles de antaño, sus obras han sido publicadas en los medios impresos nacionales, por la calidad de la narrativa, de gran importancia para la juventud. Los escritores en ratos de ocio optaban por plasmar, a través de la pluma, sus inspiraciones, anécdotas, recuerdos y pasajes de la vida, convertidos posteriormente en crónicas, artículos, cuentos, o relatos, llenos de misterios, emociones, intrigas, todo con olor a tierra mojada con sabor interiorano.

Docente, periodista, gestor cultural.

***