04 de Dic de 2021

Columnistas

El crimen en aumento; autoridades impotentes

“En Panamá existen más de doscientos pandilleros que acosan y ponen en peligro a la población”

La ciudadanía está atemorizada y a la vez muy preocupada, porque la situación actual no da visos de mejorarse en un futuro cercano.

En Panamá existen más de doscientos pandilleros que acosan y ponen en peligro a la población.

Muchas actividades realizan grupos civiles para reintegrar a los delincuentes a la sociedad. Una de las más grande y activa es la Fundación “Jesús Luz de Oportunidades”, al igual que la Iglesia católica y la evangélica. Ellos llevan a cabo una labor muy loable, pero, lamentablemente, es inútil. Estos jóvenes ingresan a las pandillas para buscar ingresos con el crimen y no con el trabajo honrado, y algunos buscando protección.

Panamá, ha llegado a tener cifras muy preocupantes: un crimen cada 24 horas.

Por un lado, tenemos una Policía que está formada por 83 COMISIONADOS y 55 SUBCOMISIONADOS, en adición de otros funcionarios que forman parte de la institución, como médicos, abogados, enfermeros, etc. Además, tenemos instituciones como el Senan, Senafront, etc. que forman parte del Consejo de Seguridad.

Los comisionados y los subcomisionados de la policía adornan sus uniformes con bellas jarreteras y vistosos laureles en sus gorras. La gran mayoría de ellos no salen a la calle. Se limitan a dar declaraciones sobre la “excelente” labor que realizan.

La Policía debe contar con buenos investigadores y guardias que vigilen las calles; que se apoyen en los nuevos sistemas de cámaras y videovigilancia, para reducir la criminalidad y que puedan, de esta manera, ofrecer una mayor seguridad a la población. Estos equipos con los que cuenta la institución, deben ser cuidados para evitar que sean destruidos por los malhechores, ya que sirven para dar seguimiento y, en ocasiones, ayudan a que se eviten situaciones de peligro para la ciudadanía al actuar la Policía de manera oportuna con rapidez o eficacia al registrarse un acto delictivo.

A diario, salen, en los periódicos y en la televisión, fotografías de la inmensa cantidad de drogas que han capturado. ¿Cómo son destruidas estas drogas? Este trabajo es importante, para evitar el consumo en nuestro país.

Hace algunos años el Gobierno de Alemania donó un horno especial para destruir todas estas sustancias. Este horno se dañó o lo dañaron, pero está en desuso. Las autoridades policiales no han informado nada sobre el tema. ¿Están involucradas algunas unidades?

Es muy importante que los panameños conozcan que los miembros de estas instituciones se jubilan con el último salario después de 20 años de servicios. Se retiran muy jóvenes, con una jugosa pensión. Hasta ahora ningún Gobierno ha presentado o se ha interesado en hacer algunos cambios en el reglamento tan “bondadoso” que tienen los miembros de la institución. Esta situación no puede seguir dándose por mucho tiempo. El Estado no lo aguanta.

Empresario

***