Temas Especiales

20 de Ene de 2022

Columnistas

2022: el año de la esperanza

“Mientras exista la esperanza, la buena voluntad, la bondad, la conmiseración, el altruismo, la valentía y el amor, el mundo siempre irá cambiando, […]”

Cuenta el divino Hesíodo, el mito de la caja de Pandora, tras una larga batalla, Prometeo logró capturar todos los males que podían cernirse sobre la humanidad y los había encerrado. Lastimosamente, Pandora, esposa de Epimeteo, por curiosidad, abrió la misma, y de ella salieron todos los males, como la enfermedad, la vejez, la hambruna, la guerra, etc. Solo quedó en el fondo de la caja una virtud muy brillante: la esperanza, la cual, luego de consolar a Pandora, salió hacia el mundo, para darle a la humanidad una fuerza especial para que, ante los males, pudiese encontrar la forma de vencerlos. En esa Esperanza debemos plantearnos, aun, ante la situación actual del mundo.

En el 2021, tuvimos conflictos peligrosos en todas partes del mundo, Afganistán y la vuelta de los talibanes; Siria y el conflicto armado. Yemen, el país más pobre del mundo árabe, agobiado por la pandemia y la guerra civil. Birmania, el golpe militar y la limpieza étnica contra las minorías.

Sahel, una franja en África, que se extiende del oeste al este del continente, un pasadizo en donde las drogas, las armas, la violencia y la pandemia han hecho desastrosa la vida en esa zona. Tigray en Etiopia, en donde la guerra civil ha desembocado en crímenes de guerra por ambas partes en conflicto.

La “Guerra de las Arenas”, entre Argelia y Marruecos, Y el Frente Polisario, de carácter socialista, por el Sahara Occidental, ello afecta a uno de los países de la Unión Europea, como lo es España. El conflicto en los Balcanes, que no se ha solucionado aún, tras la desintegración de la Yugoslavia y cada etnia ha procurado su emancipación.

La guerra entre Armenia y Azerbaiyán, por el control de Nagorno-Karabaj, parece que no es importante, pero lo es, cuando Rusia está detrás de esa posición, por su valor estratégico y ha intervenido en el conflicto. Asimismo, el posible enfrentamiento entre la OTAN y Rusia por la situación de Ucrania ha conllevado, en los últimos días, a gran tensión, toda vez que Rusia desplegó tropas en la frontera con ese país. El motivo: control estratégico amplio sobre la región de Mariupol, que está en la orilla del mar de Azov, y que permite más control sobre el mar Negro y Crimea.

El conflicto de la República Popular China continental versus la República de China- Taiwán, el Partido Comunista, liderado por el presidente Xi Jinping, amenaza con tomarse a Taiwán y resolver un conflicto entre las dos Chinas iniciado en 1947.

Esta guerra tal vez nos sorprenda en el año 2022, ya que ni los Estados Unidos ni ninguna otra coalición han logrado intimidar a China Continental en sus deseos.

En nuestra América, las dictaduras de extrema izquierda, como Cuba, Venezuela y Nicaragua, atentan contra la democracia y la libertad de sus pueblos, pero ese conflicto tocará resolverlo todos juntos, como hermanos latinoamericanos que somos.

El éxodo, partiendo desde Haití y otras naciones centroamericanas hacia Estados Unidos, ha originado serios problemas de toda índole, desde la represión policiva al rechazo diplomático por parte de los Estados involucrados, lo cual, inclusive, ha puesto a nuestro pequeño país en la vorágine de esa crisis migratoria por las fronteras del Darién con Colombia.

También es cierto que la corrupción más descarada y abyecta se ha adueñado de toda Latinoamérica, incluyendo a las democracias, a los socialistas y a las dictaduras, nadie ha escapado, con el consiguiente sufrimiento y carestía de los elementos básicos para todos nuestros pueblos. Hoy en día, decir que una persona es un político es sinónimo de vergüenza, de horror, de suma desconfianza, porque el comportamiento que desprecia la ética, el bien común, la honradez y el civismo, debe ser rechazado. Todos los políticos se han vuelto unos dignos discípulos de Maquiavelo; es decir, el poder por el poder, sin ánimo de hacer el Bien Común.

Y por último, la pandemia de la COVID-19 ha continuado, ahora con una nueva variante: la ómicron. Que tenemos esperanza y ciencia para que sea su última ramificación y estemos libre de contagios este 2022. Así será.

En esas circunstancias podríamos pensar que el mundo está por acabarse, que hemos sobrepasado nuestros límites. Pero les digo que no es así. En este mundo hay más personas de buena voluntad, trabajando para que no colapsemos. Mientras exista la esperanza, la buena voluntad, la bondad, la conmiseración, el altruismo, la valentía y el amor, el mundo siempre irá cambiando, puede que sea poco a poco, puede que nos tome una década o una centuria, pero sí puedo decir que este año 2022, será un año especial, esplendoroso, y en donde veremos cómo la bondad, el buen sentido, la armonía y la rectitud irán tomando rienda de todas estas situaciones.

Claro que es un reto, pero, como la esperanza es nuestra carta de presentación, les pido que nos acompañen, y hagamos, si no del mundo un lugar mejor, al menos, intentemos darles amor, respeto y cariño a nuestras familias, nuestros padres, nuestros hijos, nuestras esposas, y empezaremos a cambiar el mundo.

Yo lo declaro así: ¡2022: Año de la Esperanza!

Salud, compatriotas; y, ¡Feliz Año Nuevo 2022!

Licenciado en Derecho, profesor de Filosofía e Historia.