Temas Especiales

28 de Jun de 2022

Columnistas

El último que apague la luz

No estoy en contra de ningún proyecto que traiga beneficios a Tierras Altas, a punto de provocaciones pretenden salvar un proyecto que nació mal.

No estoy en contra de ningún proyecto que traiga beneficios a Tierras Altas, a punto de provocaciones pretenden salvar un proyecto que nació mal. Sabemos de las irregularidades del proyecto de carretera de La Concepción hasta Volcán que hemos venido denunciando desde antes de su adjudicación. Irregularidades que paso a detallar: Falta de participación ciudadana en el mismo. El Ministerio de Ambiente aceptó secretas y escuálidas encuestas fijadas en las Casas de Paz e inició la obra sin Estudio de Impacto Ambiental.

El estudio fue entregado dos meses después de la orden de proceder el 13 de noviembre, 2019. Tampoco existió una consulta ciudadana a posteriori. El 15 de noviembre 2019 se hizo una convocatoria que fue contraria al Acuerdo de Escazú y no puede ser considerada como una consulta ciudadana, aun contando con 238 firmas que consiguieron ese día. A esta misma reunión se presentaron turbas que abuchearon al portador de un comunicado con 150 firmas, exigiendo legalidad a tan impactante proyecto; hecho que anulaba la transparencia de una consulta ciudadana.

Delitos ambientales: El Ministerio de Ambiente permitió la indiscriminada tala de los árboles en la Avenida Central de Volcán; sin embargo, en la página 182 del Estudio de Impacto Ambiental, tardío, indica que “debido a la amplitud de esa vía, no era necesario tumbar los árboles”, y se cometió un delito ambiental. Desconocemos la existencia de recibos por indemnización ecológica y de los cinco informes de seguimiento ambiental.

Falta de planos: A los 90 días de dada la orden de proceder debieron ser entregados los planos aprobados antes de iniciarse la obra. Esto no se dio, por ende, existe un abierto incumplimiento al pliego de cargos y al contrato denominado: “Estudio, Diseño y Construcción (en ese orden cabe anotar) para la Rehabilitación y Ensanche de la Carretera La Concepción-Cuesta de Piedra-Volcán”.

Sin estudios comprobados y planos aprobados por firmas de ingenieros idóneos, con excepción de los del IDAAN, ¿cómo se diseñó una obra de ingeniería cuyo uso primordial es: comercial, institucional y agropecuario, sin estudios? La ATTT, el 28 de marzo de 2022, responde al Grupo Cívico de Tierras Altas que “no han” firmado planos del proyecto, preguntando al MOP el porqué de la reducción por dos metros de una carretera existente. En pocas palabras, son palpables los incumplimientos de estudio y de diseño en el contrato y el pliego de cargo.

Pagos por Contraloría: Sin contar con los planos aprobados en el contrato y el pliego de cargos, ¿cómo se ha podido emitir pagos por parte de la Contraloría General de la Nación y/o aceptar entregas sustanciales?

La corrupción, la ineptitud, mediocridad, prepotencia, arrogancia y complicidad matarán la Avenida Central de Volcán y el resto de tan anhelado proyecto que, al término del mismo, no contó con el plano aprobado por una de las partes indispensables como lo es ATTT, afectando la seguridad personal, vial, comercial, agro alimentaria e industrial de Tierras Altas y del país.

Ambientalista