Temas Especiales

24 de Jun de 2022

Columnistas

Área económica especial y la terminal portuaria multipropósito de Aguadulce

(...) es un proyecto que corresponde con aquel concepto que nos dice “cuando las ideas son grandes, y se desarrollan de esa forma, los resultados son grandes”

Panamá se ha caracterizado por ser un país de tránsito, gracias a nuestra posición geográfica que nos ha permitido unir el océano Pacífico con el Atlántico, lo que ha facilitado que se desarrolle el sector servicios, en virtud de la plataforma que tenemos para promover el comercio internacional. Esa es una ventaja competitiva que hemos sabido aprovechar, pero debemos estimular la producción, sobre todo en el interior del país, porque en las ciudades terminales, las actividades económicas giran alrededor de los servicios.

El “Área Económica Especial y la Terminal Portuaria Multipropósito de Aguadulce” es un proyecto que se corresponde con aquel concepto que nos dice “cuando las ideas son grandes y se desarrollan de esa forma, los resultados son grandes”. Ya ha pasado de ser una idea que se gestó desde hace algunos años, y en esa hoja de ruta, ya existe un ordenamiento legal para que funcione, se contempla la creación de una agencia responsable de la ejecución y ya se menciona que, al inicio de 2023, se comenzará la ejecución del mismo.

Este proyecto ha pasado por un proceso de asociatividad, de investigar experiencias similares en otros países y poder contextualizarlas a nuestra realidad, aprovechando las ventajas competitivas que tenemos, de igual forma se ha desarrollado un concepto de territorialidad, que no se limita a un área política determinada, sino más bien, se han sumado espacios territoriales de varias provincias, de manera que se están dando las condiciones para que haya una mayor permeabilidad del impacto del proyecto.

En Aguadulce ya existía una experiencia acumulada en materia de puertos, desde allí se transportaba el azúcar para los mercados internacionales, de igual forma se exportaba alcoholes, productos del mar y se recibían insumos agropecuarios.

El proyecto ahora contempla una plataforma para los productos agropecuarios con conectividad a los centros de producción y de establecer la logística que facilite el comercio internacional, que incluye los servicios aduaneros, migración, seguridad, transporte y otras actividades colaterales, de manera que estarán todos los agentes necesarios, para facilitar las diversas operaciones que se realizarán en esta área, que tiene una extensión de 1,758 hectáreas.

Este proyecto corresponde con la visión del estadista, que ve en el horizonte el futuro de las nuevas generaciones, el cual debemos construir en este momento, las condiciones para tener una sociedad como mejores oportunidades, el cual debe ser inclusivista, para que todos podamos hacer nuestros aportes.

Los ejes estratégicos están definidos, y en su desdoblamiento hay espacios para todos. La academia, deberá ocuparse de la preparación del recurso humano, las actividades vinculadas al área portuaria potencializarán sus oportunidades, las agencias que se instalen en esta área, demandarán bienes y servicios, los productores deberán responder a la demanda que se generará por la exportación de sus productos, en fin, sentimos que el impacto del proyecto, tocará a todos los sectores de nuestra sociedad.

Este país, cuando lo evaluamos a través de indicadores económicos, estamos bien posicionados, pero cuando miramos hacia adentro, nos damos cuenta de las desigualdades sociales, de la mala distribución de la riqueza, de manera que el proyecto está orientando a lograr el desarrollo humano, que haya oportunidades de trabajos dignos, que le permita a la familia crecer y poder atender sus necesidades básicas, como lo son la educación, la salud y la vivienda.

Nos resulta difícil dimensionar la importancia de este proyecto. Lo que sí podemos afirmar es que esta es una gran idea, que se ha de convertir en realidad, con el concurso de todos los panameños.

Docente universitario