• 11/06/2010 02:00

El ático

Lo peor de todo: Cada uno de los nueve ‘aguijones’ envenenados de la hoy llamada ‘Ley Langosta’ tiene su peligro específico; pero lo que...

Lo peor de todo: Cada uno de los nueve ‘aguijones’ envenenados de la hoy llamada ‘Ley Langosta’ tiene su peligro específico; pero lo que podríamos considerar lo peor de todo es que se modifique la Ley de la Policía Nacional para que las unidades que cometan ‘delitos’ permanezcan en sus puestos. Eso sería una licencia para matar, porque sin esa ‘concesión’ ya se han dado casos en que cometen delitos graves y no pasa nada, solo los mueven del puesto. Mucho cuidado, estamos caminando sobre un terreno sumamente peligroso...

Lo Nuevo
comments powered by Disqus