• 03/06/2010 02:00

El ático

El final de siempre: Es histórico, lamentable, cada movimiento de los educadores termina siempre en lo mismo, hablando de sueldos. No se...

El final de siempre: Es histórico, lamentable, cada movimiento de los educadores termina siempre en lo mismo, hablando de sueldos. No se les niega su derecho a aspirar a mejores días, igual que cualquier panameño, pero... ¿en qué queda ese proceso urgente de cambiar el atrasado y decadente sistema educativo? Los docentes son la fuente del conocimiento que la niñez y juventud requieren para tener un futuro promisorio y poder aportar al desarrollo del país. Pero, ¿dónde están los estudiantes, los padres de familia?, no para hacer loas a unos u otros —gobierno o educadores—, sino para exigir que cumplan con el compromiso de dar la educación que se requiere.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus