• 09/11/2022 11:51

Comunicación, un aliado para la detección temprana del cáncer

Al redirigirse los esfuerzos de comunicación para crear conciencia de un diagnóstico oportuno se podría incidir en un cambio de rumbo de la enfermedad

A pesar de los grandes esfuerzos para generar un mayor interés y sobre todo una detección oportuna, la Organización Mundial de la Salud asegura que el cáncer de mama sigue siendo la enfermedad de mayor prevalencia que afecta a las mujeres en todos los países del mundo. Tan sólo en Panamá representa la primera causa de muerte por cáncer en mujeres, ubicándose, además, como uno de los más agresivos, por lo que se constituye como una prioridad en la salud de la mujer.

De acuerdo con cifras del Instituto Oncológico Nacional (ION) entre 2019 y 2021 se registraron 2,730 nuevos casos de cáncer de mama, mientras que entre y agosto de 2022 se contabilizan 570 nuevos casos de este padecimiento.

En el marco del mes de la lucha contra el cáncer, vemos un sin fin de campañas, con un objetivo claro: Promover la detección oportuna, a través de la autodetección, para evitar el progreso de la enfermedad y en caso de ser detectado a tiempo, una mayor supervivencia de las mujeres.

Esto, si tomamos en cuenta que, de acuerdo con cancer.net —sitio informativo para pacientes de la American Society of Clinical Oncology (la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica, ASCO)— si el cáncer de mama es detectado a tiempo o mejor dicho en estadio temprano, la tasa de sobrevivencia promedio a 10 años para las mujeres con cáncer de mama invasivo no metastásico es del 84%, y en el caso de invasivo que se encuentra solo en la mama, la tasa de sobrevivencia a 5 años para mujeres con esta enfermedad es 99%, por ello, la gran pregunta sería: ¿Por qué la enfermedad sigue avanzando? O Porque no hemos logrado revertir la curva de crecimiento y mortalidad de la enfermedad?.

Es ahí donde es urgente replantear las estrategias de comunicación, ya que, de acuerdo con las autoridades de salud, en los últimos años, el número de muertes causadas por esta enfermedad ha aumentado de forma alarmante. De hecho, el ministro de Salud, Francisco Sucre, durante el lanzamiento de la campaña de la lucha contra el cáncer en 2021 reconoció que “es importante la articulación de un sistema de comunicación multidisciplinario para la detección temprana del cáncer y así evitar la evolución de la enfermedad”.

En ese sentido, se deben redirigir los esfuerzos de comunicación, ya que, si es importante el diagnóstico oportuno, pero hace falta sumar a los mensajes, la importancia de obtener un medicamento lo antes posible, lo cual podría generar un mayor cambio en el rumbo de la enfermedad.

Igualmente, si se tuviera más información sobre los pacientes, ayudaría a conocerlos mejor, identificar mejor sus necesidades primarias, como el llegar a un medicamento lo antes posible, y secundarias, que son generadas por el mismo impacto de la enfermedad en la parte emocional, no solo del paciente sino también de los familiares.

La necesidad de información se refleja en esta falta de cambio de paradigma en las campañas, ya que de acuerdo con la información se deberían redirigir para lograr mejores resultados no sólo en temas de impacto en el diagnóstico, sino también en tener un mayor acceso a los tratamientos.

También el empoderamiento, a través de la información, puede sumar para que las pacientes conozcan su derecho a la salud y a un tratamiento oportuno.

Sin duda alguna, se requieren de grandes esfuerzos para lograr una respuesta social organizada y afrontar el cáncer de mama como problema de salud pública, pero sobre todo se tienen que redirigir las campañas para sumar un mayor impacto en la incidencia del cáncer de mama.

Director senior de Healthcare en LLYC
Lo Nuevo
comments powered by Disqus