• 08/03/2022 00:00

Por la igualdad de derechos de la mujer

“[...] es necesario continuar por eliminar la desigualdad contra la mujer, la tarea no es fácil, porque hay miedo por parte de los hombres [...]”

Cada 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer, el lema 2022 es “Igualdad de género hoy para un mañana sostenible”. Tema de relevancia para nuestro país, para efectos de cumplir con los retos de Igualdad de Género en la Agenda 20-30 para el Desarrollo Sostenible adoptada por la ONU (2015), en los cuales los Estados se enfrentan a adoptar medidas urgentes contra el cambio climático, la paz y la pobreza, entre otros.

En cuanto a la igualdad de género (ODS 5), para efectos de nuestro país, la ONU (2020) recomienda hacer realidad la igualdad jurídica reconocida en la Constitución, así como en la Ley 4 de Igualdad de Oportunidades, entre otros, pues se advierte que persiste la desigualdad y discriminación contra mujeres y niñas, que adoptan diversas formas de violencia de género, femicidio, violencia económica y psicológica, etc.; incluyendo “las más sutiles en todos los ámbitos, como por el color de la piel, la textura del cabello y las discapacidades, entre otras”.

Para algunos hombres es “odioso” el 8 de marzo, porque las mujeres vuelven con el mismo discurso de la igualdad de derechos, oportunidades y responsabilidades, afirman que ya “tienen bastante”, “qué más quieren”.

Pero, la desigualdad contra la mujer no se ha solucionado y no se trata de una guerra entre géneros, y en ese logro por la igualdad cabe señalar que no solo han participado las mujeres, han sido acompañadas de hombres, un reflejo de ello es que en los últimos treinta años ha habido cambios respecto a la responsabilidad compartida en el hogar, el animar a las hijas al estudio, y que, como alguien dice, hay que solo comparar nuestros padres y a aquellas parejas mayores de 40 años, con respecto al comportamiento de los hijos de hoy en sus familias (Lozoya Gómez), sin dejar de mencionar las medidas que el Estado se ha visto obligado a adoptar para enfrentar esa desigualdad.

Lastimosamente, los cambios no han llegado para todas, y más aún cuando se trata de las tareas del hogar, la mujer no ha podido escaparse de la doble jornada. Así vemos el hombre de ayer, y en general, el de hoy, que solo llega a casa “cansado del trabajo” a sentarse frente al televisor, mientras que su pareja, que también trabaja, sigue realizando tareas de casa y asume las responsabilidades escolares de sus hijos, hasta tarde en la noche, y, como dice el refrán, “para muestra un botón”: en un informe de la ONU se determina que “las mujeres en Panamá tienen mayor carga de trabajo total (remunerado y no remunerado) por semana, 68.2 horas, que los hombres 59.4 horas, y están dedicadas al cuidado de la familia y de los hijos sin remuneración, sin dejar de mencionar, la brecha salarial entre hombres y mujeres”.

Según el Perfil de Igualdad de Género (2020), la brecha de desigualdad persiste también en lo social y político y en este último se registran las mayores diferencias, aunque en cuanto a esto último, el más alto peldaño es ocupado por las mujeres en el Órgano Judicial, mientras que en lo educativo las mujeres tienen un mayor nivel, aunque no está reflejado en su autonomía económica.

En resumen, es necesario continuar por eliminar la desigualdad contra la mujer, la tarea no es fácil, porque hay miedo por parte de los hombres a perder ese monopolio de poder que siempre han tenido sobre la mujer; sin embargo, el camino por la igualdad ya se inició y a la vez existe un compromiso por parte del Estado conforme a la Agenda 20-30.

Catedrática de Derecho Penal, UP.

El presidente José Raúl Mulino celebró la mañana de este jueves 18 de julio su primera conferencia de prensa matutina en el Palacio de Las Garzas. Mulino...

Lo Nuevo
comments powered by Disqus