• 02/01/2018 01:01

Urgen mejores prácticas para todos

En Panamá, he notado, cómo se han deteriorado terriblemente las buenas costumbres; hasta el punto de no contestar los saludos

En el mundo del trabajo hay unos estándares que se llaman ‘Best Practices', y se refieren a las mejores prácticas que utilizan las empresas con un nivel de alta calidad en sus relaciones con clientes, colaboradores y proveedores. También se aplican a la vida personal. Algunos de estos son: ‘Si te llaman, devuelve la llamada', ‘Si hablas con alguien, míralo a los ojos', ‘Si te hablan, escucha con atención', ‘Si lo pides prestado, regrésalo', ‘Si lo rompes, repáralo (o busca quien lo haga)', ‘Si tienes un buen producto / hijo / pareja, dedícale atención', ‘Si alguien necesita ayuda y puedes dársela, no dudes en hacerlo', ‘Si interrumpes el paso de alguno, muévete y ábrele el espacio', ‘Si pides un trabajo, revísalo' y muchas más de respeto a la dignidad humana.

En Panamá, he notado, cómo se han deteriorado terriblemente las buenas costumbres; hasta el punto de no contestar los saludos, atravesarse en las luces rojas, para cerrar el paso a los carros que les ponen la verde, atenderte con cara de momia, sin sonreír ni un poquito; eludir la ayuda a las personas mayores o delicadas a bajar o subir a buses y transportes; gritarte groserías, porque te detienes para darle el paso a una joven mamá humilde de Calidonia que atraviesa la calle con dos niños, empolvados y acicalados, con sus mochilas para asistir a la escuela... ¡Por Dios, una mujer que está construyendo el futuro de la educación de sus hijos!, ¡gritarme obscenidades porque la estoy ayudando a cruzar una calle llena de carros!

¿Donde quedaron las mínimas costumbres de respeto y consideración que vivíamos en el ayer en nuestra ciudad? He vivido y viajado por muchísimas ciudades del mundo y con vergüenza confieso que la Ciudad de Panamá tiene un trato de escoria, comparado con la mayoría de las que he conocido. Pero basta ver las intervenciones de nuestros dirigentes políticos, especialmente ‘Honorables' Diputados, la forma tan chabacana y ruda como expresan sus comentarios en los medios masivos y personalmente.

Vivimos en un país en donde el descrédito, el insulto, la grosería y falta mínima de respeto, es la nota imperante. Mientras que a las entidades educativas, los gremios de ejecutivos, cámaras y asociaciones, NO SE LES OCURRE INVERTIR EN EDUCAR SISTEMÁTICAMENTE A LA POBLACIÓN. Muy especialmente los medios de comunicación masivos, que ejercen un efecto hipnótico sobre la audiencia (especialmente los de escasa educación), festinan el mal gusto, la diatriba, la violencia verbal y física y el maltrato, con los modelos de conducta de sus programas vivos y programación.

Me avergüenza decirlo, pero importantes ejecutivos me piden una propuesta de Consultoría y luego no me devuelven las llamadas ¡ni envían respuesta alguna! Lo más indignante es que en ocasiones le dan al mensajero números de teléfono que nadie contesta, en algunas entidades de Gobierno como CSS, Tribunal Electoral, para citar unas cuantas. Insólito.

Urge una verdadera campaña sobre las buenas costumbres (‘Relaciones de Calidad Total' y ‘Mejores Prácticas'), de educación a través de los medios masivos, en las escuelas/universidades y centros de asociaciones, sindicales y gremiales, para hacer contrapeso a la descomposición social, la depresión involutiva y pesimismo generalizado que sufre la ciudadanía; por los escándalos de corrupción y actuaciones delictivas que muestran los que se supone tienen como objetivo y razón de ser GOBERNAR LIMPIAMENTE; haciendo cumplir la Ley, con la moral y valores de nuestros antepasados y familias decentes, que hemos sido por décadas y que han convertido a nuestra población y país en una masa de mugre y malas prácticas.

PSICÓLOGO, DOCENTE Y ESCRITOR.

El presidente José Raúl Mulino celebró la mañana de este jueves 18 de julio su primera conferencia de prensa matutina en el Palacio de Las Garzas. Mulino...

Lo Nuevo
comments powered by Disqus