Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Redacción Digital La Estrella

Entre Líneas

Costosos desaciertos

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, ha terminado el año improvisando estrategias de comunicación poco transparentes que lo tien...

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, ha terminado el año improvisando estrategias de comunicación poco transparentes que lo tienen distanciado ante la opinión pública. Al final del 2011, su gobierno está también marcado por la ausencia de debates políticos con sus opositores y la falta de un informe de balance ante la nación de parte de su partido político. Esta deliberada estrategia aislacionista ha dejado al presidente con su imagen a la baja tras un año salpicado de escándalos públicos y que ahora lo enfrenta en solitario a ‘lealtades’ ministeriales cuestionadas y con una administración políticamente inmovilizada por los escándalos. Trata de maniobrar entre promesas de cambios de gabinete que amenazan con paralizar aún más algunos sectores irritados y en las calles. Lo que no ha cambiado es la asfixiante publicidad oficial que afirma que ‘vamos bien’. El mandatario está pagando con su principal activo político (popularidad) los graves desaciertos de CD .