Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Sanciones ejemplares

Las anomalías que ocurrieron en el sector energético requieren que la justicia actúe con contundencia

Las graves informaciones sobre las concesiones otorgadas por la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (ETESA), en las cuales se han detectado fuertes indicios de conflicto de intereses —y que han llevado al Ministerio Público a iniciar una investigación por blanqueo de capitales y a la Fiscalía General de Cuentas a solicitar una auditoria a la Contraloría General de la República que establezca si estamos ante una lesión patrimonial al Estado— son decepcionantes de cómo se administró un sector tan importante para el país. Ahora no hay otra salida, las autoridades deben llevar esas investigaciones hasta lo último. Haber metido la mano (cuando se decía que sólo se ‘puede meter la pata') en un sector tan sensitivo deja un alto grado de desprestigio en los entes reguladores. Los resultados deben ser contundentes y con las consecuencias que correspondan, ojalá tan graves que no dejen la menor duda de que ‘el que la hace, la paga'. Esos correctivos deben servir, también, para empezar a recuperar la credibilidad en las instituciones que regulan esta materia, sin esa credibilidad, no se dará la más amplia participación para adelantar todas las inversiones necesarias y, por lo tanto, se verían afectados los altos intereses de Panamá. Resultados de la investigación rápidos, sanciones contundentes y efectivas, para empezar a hablar del complejo futuro del sector energético.