27 de Feb de 2020

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Urgencia nacional

La situación de Azuero es un problema que se supera si se establece un plan coordinado entre autoridades y pobladores para reverdecer el lugar

La situación por la que atraviesa la región de Azuero es de urgencia nacional. No estamos para culpar, sino para resolver. Y es que, si bien la propia población azuerense propició la tala indiscriminada, convirtiendo bosques en potreros para la ganadería extensiva, hoy esa misma población está atravesando una sequía desesperante. No se trata de un problema que se resuelve con las lluvias venideras; es un problema que se supera, si se establece un plan coordinado entre autoridades y pobladores para volver a reverdecer el lugar. La sequía que hoy embiste a los azuerenses es un problema de vieja data. Todo fue paulatino, pero no es hasta ahora que la gente toma conciencia del daño provocado. El fenómeno de El Niño impactó fuerte a Panamá, pero sobre todo a Azuero. No podemos esperar a que venga otro Niño a decirnos que la región hay que reforestarla; crear un sistema de reserva de agua para los momentos difíciles y, sobre todo, que cada uno de los dueños de potreros empiece a levantar los bosques a la orilla de ríos y quebradas que alguna vez ellos mismos talaron. No hay de otra. La urgencia es nacional. No resolver este problema hoy, será condenar el país de mañana.