Temas Especiales

07 de Jun de 2020

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

El nuevo Colón, ¡va!

La capital del Atlántico se merece un mejor futuro, por los buenos servicios prestados al país en el pasado

Colón recibe hoy un merecido tributo nacionalista, por consolidar en el Atlántico, un 5 de Noviembre de 1903, la separación definitiva de un Gobierno centralista que no supo ver la importancia estratégica del istmo. Bañada por dos mares, Panamá, que ahora mira más al Pacífico, no puede olvidar que, durante siglos, la puerta natural de entrada al país fue el Caribe, Atlántico, que trajo a nuestras costas la fuerza de la inmigración que ha hecho rica la patria que ahora celebramos. Abandonada a su suerte durante demasiados años, tras recibir el embate de más de una crisis económica, que dejaron a la ciudad disminuida, Colón languidece, como un fénix a punto de renacer. Las promesas más recientes para su recuperación (que no han sido las únicas) están a punto de mostrar sus frutos, a pesar de las voces críticas, que también hay que escuchar, sobre la parcialidad de la propuesta oficial para la ciudad, por no abordar el problema integral de marginalidad de su población. ‘La tacita de oro' de tiempos pasados, ‘La perla del Caribe', que compitió con La Habana en cosmopolitismo, reclama la atención de un país del que es pieza fundamental. Colón —que no Aspinwall, por voluntad expresa de su población— se merece un mejor futuro, por los buenos servicios prestados al país en el pasado. El nuevo Colón, va, o Panamá no será un país completo.