Temas Especiales

28 de May de 2020

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Los grandes males

Erradicar las influencias que le ponen precio a los fallos y tuercen el legítimo derecho

Panamá es un país con grandes oportunidades. Tiene, eso sí, que tomar decisiones firmes que lo lleven al desarrollo. Hay, por lo menos, cuatro asuntos que resolver de inmediato: Justicia, Asamblea, Caja de Seguro Social y competitividad. Estos cuatro asuntos son los grandes males de Panamá, que si no se enderezan la corrupción sumirá al país en un abismo como el venezolano. Y es que si no hay justicia, todo se descarrila. Y no se trata de cambiar a cada juez, sino de imprimir y hacer valer lo que mandata la ley. Erradicar las influencias que le ponen precio a los fallos y tuercen el legítimo derecho. Con la Asamblea hay que cambiar su rol de venderse, a velar por el correcto funcionamiento de otras entidades. Si no cumple su papel de escrutar a futuros magistrados o funcionarios de jerarquía, desde aquí nace el problema de la justicia. La Caja de Seguro Social es el ente más próximo a nuestra sociedad. Toca a cada familia y sin su correcto funcionamiento, se atenta contra la economía de todo el país. Pero la Caja es víctima del atraco, del latrocinio, de la robadera… Le roban empresarios y funcionarios y luchan porque todo siga igual, como si una eventual quiebra de la Caja no los iría a afectar. Con respecto a la competitividad, es la tarea pendiente de los empresarios. De nada sirve que pidan que las cosas funcionen bien en el Gobierno o en la clase trabajadora, si no se ocupan de su grave problema: empresarios que no quieren competir y les gusta vivir de la riqueza del Estado o de los monopolios y oligopolios. Medicinas, libros escolares, energía eléctrica, son solo ejemplos. ¡Manos a la obra!