Temas Especiales

28 de Feb de 2021

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Entre Líneas

Equivocaciones que cuestan

“Seguir con la política de siempre es seguir fomentando la migración del campo y creando bolsones de pobreza alrededor de la ciudad”

Los sucesivos Gobiernos han invertido millones de dólares en la lucha contra la “pobreza”, pero los índices siguen colocando a Panamá como un país muy desigual y donde la pobreza multidimensional sigue intacta. ¿Qué ha pasado? El problema estriba en el enfoque de atención a este asunto. La inversión de esos millones de dólares quizás lo que haya hecho es acentuar la pobreza y una pobreza más allá de esa que se mide con dinero. Esas inversiones en el campo y las comarcas, lo que hicieron fue cambiar sus hábitos alimenticios, sus tradiciones, su forma de ver la vida por la nueva era del consumismo, donde es más valioso una zapatilla de cien dólares que sacar un pez del río con un “anzuelo” hecho con una hebra de cabello. Una Coca-Cola sustituyó la chicha de maíz y el seco Herrerano al vino de palma. El nuevo consumismo despertado en los pueblos y en las comarcas se volvió voraz y la inversión cuantiosa de los Gobiernos parece que no es suficiente. Sus hermosos y cómodos ranchos, sus casas de adobe y quincha, las cambiaron por el cemento y el zinc y despertaron a los jóvenes la urgencia de viajar a la ciudad para “alcanzar el éxito”. Debe volverse a añorar la campiña y la inversión que se destine a esos lugares, debe ser para el fomento del cultivo hortícola de forma orgánica con variedades que coadyuven a una buena alimentación para una salud fuerte y una larga vida; en fomento de un desarrollo intelectual amando el lugar donde viven y, sobre todo, disfrutando la naturaleza. Seguir con la política de siempre es seguir fomentando la migración del campo y creando bolsones de pobreza alrededor de la ciudad. ¡Así de simple!