03 de Dic de 2021

Entre Líneas

En el Día del Periodista panameño

“Reconocimiento y honor a los periodistas, como dijo Renaudot, por allá en el siglo 17, “a todos aquellos que son como yo, amantes de la verdad”.”

Un alto obligado para consignar una felicitación a todos los que han hecho del periodismo su forma de aportar a la sociedad, pero eso se quedaría corto sin agregar a ese reconocimiento una verdadera mención de honor al trabajo realizado durante este último año, que por razón de la pandemia ha impuesto múltiples y -algunas veces- casi insalvables escollos para poder cumplir con el arduo trabajo de informar. El periodismo ejercido en un periodo tan complejo requirió de enormes esfuerzos, voluntad y compromiso, pero, al mismo tiempo se reveló como más importante que nunca. Los avances tecnológicos y todo lo que gira en torno a la llamada infodemia, obligan a requerir mayor rigor en el desempeño de aquella labor que García Marquez llamó “el mejor oficio del mundo”. Actualización es uno de los grandes retos y acercarse más a la sociedad a la que sirve con interés de hacerlo mejor y de ser útil. Como todo desempeño humano está sujeto al error, lo fundamental es reconocer esa realidad de estar sujeto a hacerlo mejor, a corregir y a constantemente capacitarse. Ese permanente dinamismo que impone el ejercicio del periodismo libre, también conduce a exigir mejor y mayor calidad. A la vez, que cumplir con los fundamentos éticos invariables de una profesión que no puede dejar de estar a la altura de las expectativas de los ciudadanos, porque, si lo hace, pierde el respeto de esta. Reconocimiento y honor a los periodistas, como dijo Renaudot, por allá en el siglo 17, “a todos aquellos que son como yo, amantes de la verdad”.