Temas Especiales

17 de May de 2022

Entre Líneas

Juego limpio

“[…] las argucias de México o Estados Unidos no son dignas del juego limpio y lo que siembran es decepción y enojo”

En el fútbol se promueve el juego limpio, que es una expresión para “denominar el comportamiento leal y sincero, además de correcto, en el deporte; en especial fraterno hacia el contrincante u oponente, respetuoso ante el árbitro y adecuado con los asistentes”. Pero ¿es esto lo que se ve en esta eliminatoria hacia Catar 2022? La realidad es que no. La última fecha en la Concacaf se ve cómo se juega para ganar a cualquier costo, muy, pero muy alejado de la expresión del juego limpio. El penal inexistente que le permitió ganar a México sobre Panamá es un ejemplo de cómo se mata un deporte. Pero, si lo vemos más allá, nos encontramos con un partido que se jugó a menos 18 grados que, lejos de ser juego limpio, fue una bajeza por parte de Estados Unidos contra Honduras. ¿Cómo es posible permitir estas arbitrariedades? Todas las selecciones quieren ir al Mundial y lo lindo de la Copa del Mundo es ver cómo florece el orgullo nacional. Pero las argucias de México o Estados Unidos no son dignas del juego limpio y lo que siembran es decepción y enojo. El Mundial debe fomentar valores y el juego limpio es clave, porque exaltar la trampa es exaltar la corrupción a su máxima expresión y eso es intolerable venga de donde venga. ¡Así de simple!