Temas Especiales

23 de May de 2022

Entre Líneas

¿Por qué?

“[...] esas bandas y pandillas no operan solas. [...] hay detrás gente que pasa desapercibida, [...]. Por eso es conveniente la ley de extinción de dominio”

Hace unas décadas, la criminalidad comenzó a aumentar en muchos países de América Latina. Los Gobiernos, lejos de resolver el problema, lo que hicieron fue mirar para otro lado. Panamá no ha escapado de esa realidad y las pandillas fueron aumentando, así como la atrocidad y el número de crímenes. Hemos sido testigos hasta de su evolución y su rápido crecimiento. Conocemos de Calor Calor, Bagdad, Patrullas del Terror, hasta HP, etc. Por lo menos, 200 pandillas operan en todo el país. ¿Cómo llegamos a esto? Con la detención en Costa Rica del tal “Cholo Chorrillo” y su eventual extradición a Estados Unidos, la lógica dice que podríamos saber quiénes eran sus compinches empresarios y políticos con los que trabajaba en Panamá. Porque esas bandas y pandillas no operan solas. Siempre hay detrás gente que pasa desapercibida, por estar bien camuflada. Por eso es conveniente la ley de extinción de dominio, pues a la delincuencia hay que darle un frenazo radical y una manera es desarticular la forma cómo se financia. Hoy, vemos lo que ocurre en El Salvador, Honduras y otros países. Trabajemos para no llegar a esos extremos. Los diputados deben aprobar esa ley, porque es una forma de detener su avance. ¡Así de simple!