Temas del día

28 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Cervecerías y licoreras en el típico

N uestro país cuenta con distintas expresiones culturales, y una de ellas es la relacionada a los eventos bailables con música de acorde...

N uestro país cuenta con distintas expresiones culturales, y una de ellas es la relacionada a los eventos bailables con música de acordeón, estos eventos eran populares en los llamados toldos y jardines que todavía se mantiene vigentes, pero hay situaciones que desde mi punto de vista están afectando desde hace un tiempo, no solo el desarrollo y crecimiento de nuevos valores en este segmento, si no creando una distorsión en algo que más que un negocio es una expresión cultural que define nuestra identidad.

Mi padre cuenta con un Jardín de Baile en el área de Villa Rosario de Capira (Jardín Belkis), por lo que en su momento este servidor también llevaba a cabo eventos bailables, por lo que me siento con autoridad moral para hablar del tema.

La Cervecería y otras empresas Licoreras en su momento se dedicaban a lo que les correspondía, surtir al promotor o empresario de los productos para que estos fueran vendidos en el evento, por lo general eran a consignación y de acuerdo a una cuota de ventas se llevaban a cabo regalías como apoyo a los gastos de estos eventos.

Todo cambia cuando estas industrias entran también a promover y desarrollar eventos bailables, adicionando que en la geografía nacional han creado, potenciado y fortalecido unos cuantos promotores que controlan este sector. Recuerdo que en su momento, cuando salía un nuevo valor de la música típica, si este no deseaba ser exclusivo del oligopolio típico, le montaban ya fuera un toldo o en el jardín más cercano un baile con un músico de alto rating, en detrimento del nuevo valor, del empresario del evento y por ende en todos los beneficiarios directos e indirectos del frustrado evento.

De repente salen con eventos televisados aduciendo sacar a la nueva estrella de la música típica, me parece bien el programa, pero vender que serán la sensación es algo irresponsable; primero los grandes acordeonistas, tales como Dorindo Cárdenas, Alfredo Escudero, Ulpiano Vergara, Osvaldo Ayala, que gustan con su música, participaron en el concurso de acordeones ‘Gelo Córdoba’, de ahí se fajaban en toldos donde habían eventos tanto buenos como malos; por esto los jóvenes que han participado deben ir a este concurso que es la base de un acordeonista y no dejarse llevar por el marketing que nubla e incluso desvía el camino certero al éxito.

Prácticamente el mercado en este sector está cerrado para quienes desean incorporarse a promover eventos de esta índole, pues no solo los costos de organización son altos, si no que hay que enfrentarse en negociaciones comerciales en donde los beneficios solo giran hacia unos cuantos y no para todos, pues se llega a afectar al público que gusta de estos eventos.

Con todo respeto señores de cervecerías y licoreras, si aprecian el folclore nacional y la música típica panameña, promuevan condiciones comerciales lo más cercanas posible a la igualdad y no seguir canalizando y fortaleciendo a unos cuantos con una expresión netamente cultural de nuestro país, que en lo personal se está convirtiendo en todo un lujo apreciar lo mejor de nuestra tradición: la música típica panameña.

*ADMINISTRADOR DE EMPRESAS.