Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

¿ Por qué se ‘compró’ el Corredor Sur?

El aumento del giro comercial hacia fin de año aumenta la congestión en nuestras calles, pero este año el caos es más costoso, por chamb...

El aumento del giro comercial hacia fin de año aumenta la congestión en nuestras calles, pero este año el caos es más costoso, por chambonadas de la Empresa Nacional de Autopistas, S. A.

Queda claro que los mexicanos del Corredor Sur no están en el tranque: en agosto el señor Martinelli causó que se les adelantara su cuelga, al entregársele $250 millones más de lo que vale esa vía. Así pasó a la historia, no sólo como un padrino que no reparte meros patacones, sino como el único empresario que efectúa una inversión innecesaria, ya que ICA había estado obligada a mantener operativo ese Corredor durante los próximos 20 años o devolverlo gratis al gobierno…

Ahora, $420 millones más tarde, lo de ‘pagar por sufrir’ ¡sigue igual!

Fuera de la corrupción en que hubieran incurrido mediante tan curiosa compra-directa los promotores inmobiliarios a lo largo de la vía y diversos donantes a la campaña presidencial, ahora el problema tiene que ver con su administración panameña. Concretamente, las tarjetas de prepago que aceleran el pago de peajes.

Históricamente, los mexicanos promovían pasivamente la congestión en las garitas, para presionar al gobernante de turno (por esa interferencia politiquera es que el Ministerio de Obras Públicas jamás ha logrado realmente controlar esas concesiones de manera profesional). No fomentaban el uso de tarjetas recargables, con las que se transita 5 veces más rápido, que cuando se paga en efectivo. Las tarjetas que regalaba la Terminal de Autobuses (dónde el peaje es sólo $0.05) las vendían a $5 (en autopistas donde el peaje promedio arriba de $2.00).

Ya que estos mexicanos lograron su cometido y al usuario Corredor Sur todavía lo torturan en los cuellos de botella que son sus garitas. ENA sí anunció que promovería el uso de tarjetas magnéticas, pero lo viene haciendo a la mexicana, porque prefiere implantar el uso de tarjetas bancarias con calcamonias, al que no accederían conductores de bajos ingresos, o sea, la gran mayoría de los usuarios. Por ello, a las 10:00 a.m. cierra el carril exclusivo para tarjetas en Costa del Este…

No es tan complicado el problema. El ‘empresario’ Martinelli pagó $800 mil (que descartó cuando le contradecían…) por auditos que indicaron que habría 80 mil usuarios para el Corredor Sur. Pero ENA sólo confeccionó 20 mil tarjetas magnéticas y promueve su distribución a cuentagotas en ciertas radioemisoras, de 4:00 a 5:00 a.m.... El gobierno Martinelli gasta más de $25 mil diariamente (sólo en televisión) para promover un culto a su propia personalidad, en vez de enfatizar de forma igualmente masiva este problema de fácil solución, que afecta el bien común y aumenta la factura petrolera del país.

Quienes comemos tres veces al día estamos en la obligación de velar por quienes no comen, y la mejor forma de hacerlo es promoviendo un estado de derecho que funcione como debe, con probidad.