Temas Especiales

31 de Oct de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Ante el bochorno político actual: ¡movilización ciudadana ya!

El daño ocasionado a todo nuestro tejido social por la irresponsabilidad e incapacidad de individuos encaramados, sin mérito alguno, en ...

El daño ocasionado a todo nuestro tejido social por la irresponsabilidad e incapacidad de individuos encaramados, sin mérito alguno, en posiciones de poder en la vida pública, amenaza con convertirse en verdadera metástasis moral, institucional, económica y ambiental.

Una raíz de la penosa y vergonzosa situación nacional lo es su ‘orden’ constitucional prevaleciente. La sociedad panameña ha venido pagando un precio desmedidamente elevado por el mismo.

El fin del Estado es lograr el máximo bienestar posible de toda la población y no la búsqueda de lucro. El Gobierno de aquél es tarea que demanda idoneidad profesional, pericia política y vocación de servicio público.

Cualquier administración gubernamental quinquenal corrupta, ineficiente, incompetente perjudica más, obviamente, que una cuadrienal. Suficiente con la elección de un presidente (o una presidente) del poder Ejecutivo que gobierne solo durante cuatro años. La designación de su reemplazo eventual no requiere de la elección de vicepresidente.

‘Primera Dama’ no es un cargo público. La asignación de renglón presupuestario al Despacho de la misma es una aberración.

Se legisla para la nación panameña, no para barrios o circuitos electorales. La cantidad de legisladores puede resultar muy onerosa, máxime con la aprobación de abusivos privilegios de éstos y la innecesaria y costosa existencia de sus suplentes.

La representatividad numérica en función del tamaño variable de la población requiere juicioso análisis. Las denominadas partidas ‘circuitales’ deben ser eliminadas.

Una idónea planificación regional y honrada asignación de recursos correspondientes a las necesidades detectadas y previsibles, es lo que se impone.

Quienes disponen de la información pertinente, deben dar a conocer el ahorro anual que le significaría a las finanzas nacionales los posibles recortes implícitos en las medidas expuestas, amén del alivio a la salud mental de la población que se derivaría al no exponerla a tanto exabrupto, majadería y cinismo correlativos a esa redundante burocracia.

*DEMÓGRAFO.