Temas Especiales

20 de Oct de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

El ático

AGUA... Y no la lluvia, que generosamente nos da el cielo, sino la potable; la que DEBE llegar diariamente a los hogares panameños, SIN ...

AGUA... Y no la lluvia, que generosamente nos da el cielo, sino la potable; la que DEBE llegar diariamente a los hogares panameños, SIN EXCEPCIÓN, es la que sigue preocupando a diferentes sectores del país. En unos sectores, una llave, tubería o hidrante botando agua altera los nervios de cualquier persona que tenga conciencia; sin embargo, hay miles de panameños que ni así la ven; otros, que se supone la tienen, como en ciertas áreas de Arraiján, por ejemplo, constantemente se llevan la sorpresa de que NO HAY y tampoco regresa prontamente. En otros lugares rurales, también después del Puente de las Américas, como Majara en Capira, UNA persona controla el acceso a ella de todo el pueblo, que tiene que ajustarse a ‘sus’ horarios, pero cuando tiene visitas en su casa o quiere lavar su ropa, ese horario ‘generosamente’ se extiende. Corresponde al gobierno resolver el acceso al agua potable de TODOS, sin excusas ni intenciones extrañas.