Temas Especiales

01 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Consejo de Auditoría Social en Salud

Los acuerdos de la Concertación Nacional para el desarrollo establecidos por cerca de 2000 participantes, luego de más de 170 sesiones d...

Los acuerdos de la Concertación Nacional para el desarrollo establecidos por cerca de 2000 participantes, luego de más de 170 sesiones de trabajo en distintas mesas temáticas y más de 50 reuniones en las 9 provincias y las tres comarcas indígenas fueron firmados en octubre del 2007, consensuando los siguientes temas sociales: bienestar y equidad, crecimiento económico y competitividad, educación, modernización institucional, justicia, ética y seguridad ciudadana, consulta provincial y comarcal y el Consejo de Auditoría Social en Salud (CASS) (Salud), este último con la finalidad de que fuese el organismo social que velara por la implementación de los acuerdos alcanzados para el fortalecimiento del sistema de salud público de los panameños.

Debe ser una noticia esperanzadora para los panameños que este organismo (CASS) está tratando de implementar sus objetivos en materia de salud pública, sustentándose en la Ley 20 de febrero del 2008 (que aprueba los mecanismo de verificación y seguimientos de los acuerdos de la Concertación Nacional para el Desarrollo) y el Decreto Ejecutivo 854 de agosto del 2010 (que reglamenta la Ley 20 de agosto de 2008), para lo cual ha iniciado una serie de acciones dirigidas a lograr que los gobiernos cumplan con la implementación de los acuerdos establecidos en materia de salud.

Como también es muy positiva la asistencia del voluntariado ciudadano, que se hace presente en las primeras convocatoria que se desarrollan desde hace cerca de 30 días, para establecer una estrategia que nos permita el cumplimiento de cada uno de los primeros procesos para solucionar a corto plazo, como son: provisión permanente de medicamentos, insumos y equipos, mora quirúrgica, demora en la atención directa de las personas y diseño de un nuevo sistema de salud público.

No es para nadie una sorpresa la resistencia que hemos encontrados en los gobiernos en sus distintos tiempos para la consideración de estos acuerdos en sus planes y programas de gobierno en materia de salud pública, ya que la no consideración de la participación ciudadana en la elaboración de esos planes y programas gubernamentales, como la fiscalización de los mismos es una característica de los gobiernos para mantener su propia agenda de salud pública lejos de los intereses reales de la población.

Si embargo, estamos convencidos de que con el respaldo de los usuarios, pacientes, ciudadanos en general estos acuerdos en materia de salud pública, dirigidos al fortalecimiento todos los servicios de salud pública con un carácter principalmente solidario, humano, integral, equitativo, con sostenibilidad, participación ciudadana, eficaz, con transparencia y rendición de cuentas y con prioridad en la atención primaria en salud, pueden ser implementados.

Algunos perdedores nos quieren hacer pensar que todo está perdido, para seguir en él juegavivo con la salud pública, que nada cambiará, que no hay nada que hacer, que todos los políticos son iguales y que al final del camino quedamos en manos de ellos: pues bien, somos un PUEBLO lleno de esperanzas, de mucha fe y estoy convencido de que no permitiremos que nadie nos elimine nuestros mejores sueños en materia de salud, porque la población nos respaldará como una fuerza gigante, que hará comprender a todos los políticos que con la vida no se juega y la salud pública es eso, una mejor calidad de vida para la mayoría, que no puede ir a cubrir los onerosos costos de la salud privada.

*INGENIERO Y ACTIVISTA SOCIAL.