Temas Especiales

27 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Politiquería egoísta afecta al país

R ecuerdo en el año 2004, cuando amenazaba al país un incremento desenfrenado de la delincuencia y el pandillerismo juvenil, a fines de ...

R ecuerdo en el año 2004, cuando amenazaba al país un incremento desenfrenado de la delincuencia y el pandillerismo juvenil, a fines de su mandato la expresidenta Mireya Moscoso, por intermedio del entonces viceministro de Gobierno y Justicia, el Licenciado Alejandro Pérez Saldaña, presentó ante la Asamblea Nacional de Diputados el proyecto ‘Mano Dura’.

Este proyecto, pretendía erradicar de manera efectiva la ola de delincuencia juvenil, que venía acrecentándose en nuestro país. Sin embargo, este proyecto fue detractado por diferentes organizaciones, que apelaban a la conciencia de los diputados, para que estos tomaran en consideración el futuro de los menores delincuentes.

Estas organizaciones, siempre demostraron interés por el futuro de los menores victimarios, que me parece justo; no obstante, nunca mostraron el más mínimo interés por las familias de las víctimas que estos pequeños victimarios dejaron sin futuro. Al final del debate, la aplanadora PRD de aquella época, vota ‘NO’, al excelente proyecto MANO DURA.

Gracias a la politiquería barata y a la no aprobación del proyecto en mención, fue precisamente en los subsiguientes años 2004-2009, cuando desgraciadamente nos gobernó el PRD, que en nuestro país la delincuencia de manera impresionante se disparó y aquel gobierno perdió el control en absoluto. Qué ironía, ese Gobierno nos había prometido ‘más seguridad’ y como siempre no cumplió; al contrario, coadyuvó a que todos los panameños tengamos menos seguridad, votando NO al proyecto Mano Dura. Quien perdió con esta mala decisión del PRD fue el país.

En ese misma línea y bajo circunstancias similares se crea la Sala V, y se comete el error de derogar la ley que creaba esta sala, ya que le correspondía al PRD nombrar a los tres magistrados. Como vivimos en un Estado democrático, por ende de Derecho, la ley que derogó la Sala V, en el año 2011 es declarada inconstitucional. En tal sentido, resucitaba luego de poco más de 10 años enterrada. Pero como ahora le tocaba al gobierno de turno (Cambio Democrático) nombrar a los tres magistrados, la oposición, junto con sus aliados, presiona de tal manera que logra que el Ejecutivo desistiera de hacer lo que por ley le era propio. Pregunto, ¿es la Sala V un error? De ninguna manera, al contrario, es de necesidad y beneficio al país. Otra vez pierde el pueblo panameño, por la politiquería egoísta.

Ahora, con las reformas al Código Electoral nuevamente se inmiscuye la politiquería barata y egoísta.

Durante muchísimos meses, ilustres panameños de todos los sectores y partidos políticos, dedicaron tiempo para presentar al Legislativo un anteproyecto que sugería algunos cambios favorables al Código Electoral. Es cierto, este borrador fue presentado a la Asamblea Nacional hace poco más de un año, pero cuando los diputados deciden iniciar el debate aún faltan dos años para las próximas elecciones, tiempo suficiente para replantear las reglas del juego. Sin embargo, los que propusieron el anteproyecto deciden retirarlo, alegando que es muy tarde para cambiar las reglas del juego. Igualmente amenazan con presiones de todo tipo, como en efecto lo saben hacer, de darse a discusión este anteproyecto. Bajo tales amenazas el Legislativo decide no discutirlo. Nuevamente impera la politiquería barata.

No obstante y gracias a las facultades que les confieren la Constitución y la Ley a los diputados, efectivamente será presentado otro anteproyecto de ley por el diputado Abraham Martínez, en donde se sugerirán cambios al Código Electoral, que, a nuestro parecer, son inminentemente necesarios y de beneficio sobre todo para aquellos que aspiran a una candidatura independiente y basta ya del voto en plancha. Gracia y Paz.

MIEMBRO DEL PARTIDO CAMBIO DEMOCRÁTICO.