Temas Especiales

10 de Apr de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

El respeto

El respeto es un valor que marca la diferencia entre las naciones, quienes lo practican viven con dignidad. El vivir este valor nos hace...

El respeto es un valor que marca la diferencia entre las naciones, quienes lo practican viven con dignidad. El vivir este valor nos hace conscientes de que no estamos solos; estamos rodeados de seres humanos que merecen todo nuestro respeto.

Pero para poder alcanzarlo hay que empezar con uno mismo, queriéndonos, cuidando este cuerpo y mente que Dios nos ha regalado, porque, si lo amamos de veras, funcionará por muchos años, permitiéndonos tener una vida con calidad.

Luego debemos testimoniar este valor, y para ello es imperativo amar y dejarnos amar por los demás, valorar a quienes conviven con nosotros, aceptar que estamos insertos en una sociedad, que somos parte importante de esta nación y, por último, luchar porque se respeten nuestras ideas y seamos libres de opinar con respeto. Cada vez que nos desviamos de este derrotero, nos lleva al egoísmo, odio, xenofobia, inseguridad y violencia.

La ausencia del mutuo respeto hace que se busque vivir de las apariencias, con un estilo de vida conformista, hipócrita, abúlico, dominados por personas inescrupulosas, ávidas de poder, dispuestas a llevarnos al abismo, a la lucha de hermanos y al odio de clases. Este estilo de vida ‘Light’, en donde todo es relativo, no ‘comprometerse’ con los demás y mirar de lado ante las injusticias, lo que logra es permitir que se apropien de nuestros derechos los juegavivo.

Hay algunos países, EE.UU., por ejemplo, donde hay respeto por las leyes, el fraude lleva a la cárcel con una multa, para que se piense dos veces antes de reincidir. En estos casos, que son muy propios de los países desarrollados, el respeto se basa en el miedo al castigo si se incumple la ley. Aunque debiéramos practicar el respeto sin presiones y solo por convicciones, algo tiene que ponerse delante para que se conserve el respeto por los demás.

En Suiza, donde el respeto es la base de una convivencia pacífica, este respeto mutuo se logró luego de muchos años de ensayo y error. Allá se adquiere desde la cuna, es un valor fuertemente enraizado en su población, son conscientes de que son un país pequeño y vulnerable, y este valor les llevó a acoger la neutralidad como una manera de proteger su soberanía y cuidar con mucho celo de su democracia apoyada en sus frecuentes referéndums.

Si se inculcara en el niño/a, el valor del respeto por su cuerpo y el de los demás, sin tabúes ni complejos, se eliminarían muchos conflictos en las relaciones sexuales.

Benito Juárez dijo en su tiempo, ‘el respeto al derecho ajeno es la paz’. Si se pone en práctica esto, se viviría en una sociedad más humana, democrática, libre de demagogos y soberbios, que tanto mal hacen a los pueblos. Si se lograra, habría más equidad en lo económico y en las relaciones sociales.

En nuestro club hay cuatro puntos básicos para las relaciones con los demás y que me gustaría compartir con ustedes. De lo que se dice, se piensa o se hace: 1º ¿Es la verdad?; 2º ¿Es equitativo para todos los interesados?; 3º ¿Creará buena voluntad y mejores amistades?; 4º ¿Será beneficioso para todos los interesados?

Estos principios dieron origen a la mística del club Rotario hace ya 108 años y desde entonces millones de personas de buena voluntad tratan de aplicarlo a sus vidas.

Si queremos ser mejores personas respetemos y exijamos respeto, porque el respeto es la actitud que lleva a reconocer los derechos de las personas y a abstenerse de ofenderlas o causarles daño. Es reconocer la libertad de las personas aceptándolas como son, sean diferentes o contrarias a nosotros.

MÉDICO-ROTARIO.

—COLABORACIÓN DE LA COMISIÓN DE VALORES MORALES DEL CLUB ROTARIO PANAMÁ.