Temas Especiales

01 de Apr de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

Recordando a un nacionalista

La ausencia de alguna ceremonia estatal que le recuerde a los panameños la importancia de la firma de los Tratados Torrijos Carter y el ...

La ausencia de alguna ceremonia estatal que le recuerde a los panameños la importancia de la firma de los Tratados Torrijos Carter y el gran debate que precedió al plebiscito del 24 de octubre de 1977, motivan las reflexiones que ofrezco en este artículo. Darío Antonio Goff fue un joven revolucionario y nacionalista chiricano, quien no vivió la emoción que embargó al pueblo panameño el 31 de diciembre de 1999, al presenciar el emblemático edificio de la Administración del Canal de Panamá cubierto con los colores patrios y una muchedumbre que henchida de patriotismo rompió todo tipo de protocolo para ascender y posesionarse del edificio, hasta ese momento absolutamente vedado para los panameños.

DARÍO GOFF tampoco pudo ver realizado su sueño, y el de miles de panameños, de transitar por el territorio canalero sin la oprobiosa custodia del ejército estadounidense.

Este joven de apenas 27 años, quien residía en La Victoria, distrito de Boquerón, perdió la vida el 2 de octubre de 1977, mientras cumplía la misión de divulgar los tratados Torrijos Carter. Su última cita con la patria fue la gran concentración convocada por el general Omar Torrijos en la Plaza 5 de mayo, a la que asistió el presidente estadounidense James Carter.

A su regreso a Chiriquí, GOFF, quien era director regional de la Dirección General para el Desarrollo de la Comunidad, junto a sus compañeros de trabajo y miembros de la Junta Técnica Provincial, se entregó con entusiasmo a la labor de divulgar los Tratados Torrijos Carter, que serían sometidos a la voluntad popular el 24 de octubre de 1977.

Ardua y difícil fue aquella tarea para quienes al igual que DARÍO, fuimos a cada barrio, calle y poblado, a rebatir con argumentos coherentes y esperanzadores, las más inverosímiles creencias sembradas por los detractores del proyecto de liberación nacional liderado por Omar Torrijos.

Aunque habían sido abolidos los partidos políticos, sus líderes lograron convencer a miles de panameños de que: ‘si los gringos se iban se llevarían el dólar y los panameños nos moriríamos de hambre’. ‘El canal se convertiría en una gran piscina inservible, porque los panameños no seríamos capaces de administrar esa vía’. También decían que ‘el pueblo no comía dignidad ni soberanía’ y que además, lo que Torrijos buscaba era ‘sacar a los gringos del canal para traer a los rusos’.

De hecho, los votos de rechazo a los TTC durante el plebiscito alcanzaron un 32 %, mientras que los de aprobación ascendieron al 67 %, según cifras del Tribunal Electoral. A 36 años de aquellos debates, sería ingenuo preguntarse ¿de qué lado de la acera se apostaron quienes hoy, desde las altas esferas del gobierno, realizan millonarios negocios con las áreas revertidas, el Canal de Panamá y su ampliación? La respuesta es obvia. En consecuencia, también es obvia y comprensible la ignorancia que envuelve la desafortunada frase ‘más en 4 que en 40’. La misma revela lo mezquino, torpe y jactancioso de quien se la atribuye; con esta afirmación le regatean miserablemente el aporte que los mártires y distintas generaciones han ofrendado al proceso de edificación de una patria sin quinta frontera y sin ejército extranjero.

Pese a que los extraordinarios resultados de las luchas nacionalistas rebasan con creces las expectativas ciudadanas y al innegable impacto del canal en la economía panameña, persiste una maniobra estatal sistemática encaminada al exterminio de la memoria histórica del pueblo panameño, lo cual no podrían garantizar sin la eliminación de la materia Historia de las Relaciones entre Panamá y los Estados Unidos del pensum académico.

Por este motivo, quienes compartimos importantes jornadas de lucha con DARÍO GOFF. Sabemos que su muerte no fue en vano y que como él, existen en nuestro país miles héroes anónimos. Hoy, lo recordamos como un joven revolucionario y nacionalista, que supo interpretar correctamente el compromiso de apoyar el proyecto de liberación nacional que le permitiría al pueblo panameño diseñar su propia estrategia de desarrollo sin tener que consultar con los amos del norte.

PERIODISTA Y AGRICULTOR.