Temas Especiales

28 de Mar de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

¿Un Lula o un Evo?

¿Qué busca el Frente Amplio por la Democracia (FAD)? Muchas organizaciones populares en América Latina se fundaron con la tesis guevaris...

¿Qué busca el Frente Amplio por la Democracia (FAD)? Muchas organizaciones populares en América Latina se fundaron con la tesis guevarista de la lucha guerrillera como método para la conquista del poder, por considerar que mediante las elecciones no les era posible, ya que las clases empresariales eran las dueñas de los partidos políticos.

Actualmente, la lucha electoral para la toma del poder, tan criticada en otras épocas por los grupos populares en América Latina de hacerle el juego a la democracia burguesa, toma fuerza entre ellos y ha dado muy buenos resultados: es el caso de Luiz Inácio Lula da Silva, en Brasil; Michelle Bachelet, en Chile; Evo Morales, en Bolivia; Hugo Chávez, en Venezuela; Daniel Ortega, en Nicaragua; Mauricio Funes, en El Salvador; Rafael Correa, en Ecuador. Mientras, en Colombia, donde perduran guerrillas que se iniciaron como una lucha contra la oligarquía colombiana y degeneraron en ‘narcoterrorismo’ en los últimos tiempos, el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), llevan a cabo un diálogo entre sí, en busca de la paz y, al parecer, las partes buscan un acuerdo sobre la participación política. Hasta el momento, solo se ha logrado un acuerdo sobre la cuestión agraria.

Lula da Silva, un obrero metalúrgico y sindicalista, fue presidente de Brasil desde el 1 de enero de 2003 al 31 de diciembre de 2010, cuando le traspasó el mando a la candidata de su propio partido, el Partido de los Trabajadores, Dilma Rousseff. Lula hizo cambios sociales y económicos en Brasil, hasta el punto de enrumbar a su país hacia una potencia mundial.

Evo Morales, indígena boliviano, es uno de los fundadores del MAS (Movimiento al Socialismo). En las elecciones de 2005 se convirtió en el primer presidente de origen indígena. Asumió el poder en 2006 y en las elecciones de 2009 se reeligió.

El próximo 24 de noviembre el FAD, cargado de sectores populares, iniciará sus elecciones primarias. Los precandidatos presidenciales por el FAD son: los sindicalistas José Rodríguez Rayos y Genaro López; el abogado Víctor Rodríguez y el dirigente indígena Celio Guerra.

Los partidos de los grandes empresarios panameños han tenido una gran capacidad para resolver sus diferencias, no así los grupos populares. Éstos, a través de los años, se han estado acusando entre sí de creerse la vanguardia absoluta, que lo que sentían que no controlaban lo trataban de desbaratar, etc., pero —al parecer— ahora han logrado la unidad y han dejado atrás los sectarismos. Son muy pocos los elementos y/o grupos populares que no forman parte del FAD. Ya habíamos dicho en anteriores ocasiones que solo cuando los grupos populares depusieran sus sectarismos para luchar en un solo haz de voluntades por los intereses de los campesinos, obreros e intelectuales honestos, se convertirían en una verdadera alternativa de poder popular. En el 2014 veremos los resultados.

*EDUCADOR.