Temas Especiales

02 de Jul de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Opinión

Homenaje a la impunidad

EEl asesino en serie más grande que ha tenido la República de Panamá en toda su historia, señor Guillermo Julio Sáez-Llorens, con cédula...

EEl asesino en serie más grande que ha tenido la República de Panamá en toda su historia, señor Guillermo Julio Sáez-Llorens, con cédula No. 8-213-2564, ha interpuesto una demanda civil en mi contra por la suma de 50 mil dólares.

Dicha demanda se fundamenta en cuatro aspectos: 1. Que yo tengo más credibilidad que él, tanto a nivel nacional como a nivel internacional, y como mucha gente ‘da como ciertas y verdaderas’ mis denuncias, no le queda otro camino que recurrir a los tribunales para detenerlas. 2. Que yo lo he acusado de ser asesino en serie. 3. Que yo lo he acusado de robarle ‘millones de dólares’ a la Caja de Seguro Social (CSS). 4. Que yo lo he acusado de vender al sector privado bienes pertenecientes a la CSS.

Como se trata de un tema muy conocido por la comunidad, solo quiero recordarle a la población lo siguiente: 1. El 8 de agosto de 2011 presenté ante la Procuraduría General de la República una denuncia por homicidio culposo en contra del señor Guillermo Julio Sáez-Llorens, por las muertes de varios pacientes contagiados por KPC, en el Complejo Hospitalario Metropolitano de la CSS, debido a que él conocía de las mismas y no tomó ninguna medida para evitarlas.

En la denuncia le solicitaba al procurador que investigara los equipos e insumos que se utilizaban en los salones de operaciones del Complejo, por la denuncia de los médicos de que eran de pobre calidad e incluso de segunda mano. Sin embargo, esa investigación no se realizó. De igual manera, en el camino de los asesinatos en serie, el señor Guillermo Julio Sáez-Llorens ordenó el traslado de los pacientes de cuidados intensivos para el resto de las salas, con lo que logró su objetivo de matar a más pacientes.

Ante este increíble crimen colectivo, el día 10 de agosto de 2011 le llevé a sus oficinas en Clayton una nota para que suspendiera de inmediato la orden de trasladar a los pacientes del Complejo hacia el hospital de la 24 de Diciembre, debido a ‘que la misma corre el riesgo de difundir la bacteria nosocomial KPC que hoy habita en el Complejo Hospitalario’. ‘Si usted insiste en ese traslado y fallece otro paciente como consecuencia de la KPC, podría estar incurriendo en el delito de homicidio doloso, ya que siendo informado del riesgo, realizó el traslado’. El asesino en serie ignoró esta advertencia. Actúo con premeditación y alevosía para que los asegurados culparan a la administración pública de tales homicidios y solicitaran que la CSS debería ser administrada por el sector privado. En la actualidad se está en la planificación de tal denuncia.

Con relación a las dos otras acusaciones hay sobradas evidencias de su certeza. La privatización de la administración de la ciudad hospitalaria se detuvo gracias a la huelga médica. De igual manera, están a la vista sus conexiones con empresas extranjeras. Lo más grave es que una entidad de seguridad social tiene como director general al mayor asesino en serie de la historia y no solo no está detenido, sino que continúa en su puesto cobrando sus jugosos salarios. Es un HOMENAJE A LA IMPUNIDAD.

MÉDICO Y ESCRITOR