Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Redacción Digital La Estrella

Opinión

La gran estafa al pueblo panameño

En el 2006 Frenadeso presentó el documento ‘La gran estafa al Pueblo Panameño’, donde se ilustraba y demostraba las implicaciones para l...

En el 2006 Frenadeso presentó el documento ‘La gran estafa al Pueblo Panameño’, donde se ilustraba y demostraba las implicaciones para la sociedad panameña del proyecto de ampliación del Canal que impulsaba la administración de Martín Torrijos —PRD—, bajo una millonaria campaña publicitaria.

Dicha investigación demostraba que: no era cierto que la ampliación era urgente y que el Canal estaba obsoleto; que ilegalmente se creaban reservas para la ampliación del Canal; que era mentira que las navieras iban a pagar la ampliación; que los diseños de las esclusas no existían, por tanto, no se podía conocer con precisión los costos reales del proyecto; no existían estudios de impacto ambiental, geológico y arqueológicos; que la salinización del lago Gatún podría constituirse en un riesgo considerable; que los embalses no están excluidos en la ampliación del Canal; que se habían sobreestimado los ingresos y subestimado los costos para mostrar que el proyecto era rentable; que no se generarían los niveles de empleos que se decían. Por otro lado, se planteó que el contexto económico internacional no era halagador y ponía en cuestionamiento las proyecciones de ingresos y gastos que la ACP presentaba. Pese a ello, en el gobierno primaron los intereses de navieras y grupos de poder económico.

En el 2009, cuando se da a conocer la licitación para la construcción del tercer juego de esclusas, nuevamente Frenadeso señaló sus preocupaciones en torno a la falta de transparencia y la manipulación para favorecer intereses de sectores económicos específicos.

Cuando se eligió al Grupo Unidos por el Canal (GUPC), llamó la atención que su propuesta (3,118 millones de dólares) estuviera por debajo del precio base de la ACP, por el orden de los 363 millones, y que el segundo grupo, la estadounidense Bechtel, hiciera una propuesta que superaba en 1,067 millones a la del GUPC. Se añadía la difícil situación financiera de la empresa Sacyr Vallehermoso, S.A y la de la italiana Impregilo, miembro del consorcio. Advertimos de este hecho y llamamos la atención sobre que uno de los miembros del consorcio era CUSA, propiedad de la familia del entonces administrador de la ACP, Alberto Alemán Zubieta. Martinelli dijo que la licitación era transparente.

Dado estos antecedentes, no es de extrañar que el 30 de diciembre Sacyr presentara un preaviso de paralización de las obras (a partir del 21 de enero) al estimar que el dinero del contrato estaba llegando a su fin y no sería posible continuar con los trabajos sin la cuantía de los sobrecostos. Hoy exigen mil millones de dólares para completar todos los trabajos que restan de la ampliación

Hoy, el Frente Amplio por la Democracia (FAD) exige respuestas claras de parte de la ACP y del Gobierno Nacional, y que se detenga el secretismo y la falta de transparencia con que la ACP ha manejado el proyecto. Existen dudas fundadas sobre: los diseños y construcción de las esclusas que plantean problemas futuros; que los diseños no hicieron énfasis en el impacto de la salinización del lago Gatún. Además, en el 2005, la ACP recibió el primer informe de una serie de informes de Earth Consultants International, contratados para evaluar la amenaza para el Canal que significaban las fallas sísmicas en el área del Canal; sin embargo, antes del referéndum, no se divulgó información alguna. Igualmente, ¿por qué en Panamá se habló de solo un carril, cuando desde el inicio se contemplaba un cuarto carril? Que las Tinas de ‘reciclar el agua’, cuyo costo se estimó en 1,000 millones de dólares, la ACP y el gobierno las utilizaron para decir que no se construirían embalses, ahora contemplan no usar las tinas durante la época de lluvia.

El pueblo se pregunta ¿qué relación tiene lo que está ocurriendo con el Canal y la reciente visita de vicepresidente estadounidense Joe Biden a Panamá, cuando se sabe que los Estados Unidos hicieron lo imposible para que se le diera la licitación a la empresa Bechtel. Es casualidad que el presidente Martinelli anunciara la construcción de un cuarto carril después de esta visita?

SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO.