Temas Especiales

13 de Apr de 2021

Redacción Digital La Estrella

Opinión

No a la reelección de dictadores

Ú ltimamente he quedado asombrada y asustada con el último comentario que hizo a gritos el señor RICARDO MARTINELLI, en los medios de co...

Ú ltimamente he quedado asombrada y asustada con el último comentario que hizo a gritos el señor RICARDO MARTINELLI, en los medios de comunicación, a los vecinos del Casco Viejo: ‘EXPROPIARÉ SUS CASAS, si no hacen lo que yo quiero’. Dando a entender que no le importa con absolutamente nadie y, dejando sentado de una vez por todas, que no existe ley, ni justicia, ni jueces, ni tribunales que él no controle, aparte de los diputados de la Asamblea Nacional que legislan solo a favor del Ejecutivo, aprobando leyes en contra del pueblo y solo a favor del círculo íntimo de los amigos del presidente.

¿Por qué la alternancia o cambio de Gobierno es bueno en los países latinoamericanos? Porque nos damos cuenta de que si no existiera, los gobernantes que antes criticaban las malas acciones del Gobierno, al perpetuarse en el poder, posteriormente, no solo las emulan e imitan, sino que perfeccionan sus técnicas maquiavélicas de robos, asesinatos, sobrecostos, corrupción y, además, consiguen controlar las cortes, logrando la impunidad judicial.

Gobernantes que antes se pintaban como los chapulines colorados del país, ahora se vuelven en contra de su mismo pueblo, asesinando a las etnias indígenas, primeros pobladores del país, para garantizar el bolsillo de familiares que tienen grandes negocios en hidroeléctricas y ahora también con el Etanol.

Si conocemos la historia, vemos gobernantes como Calígula y Nerón, ambos italianos, al igual que sus sucesores Mussolini y Berlusconi, quienes tenían mucho en común; fueron líderes psicópatas, sufrían graves trastornos en su personalidad, porque no tenían empatía con las personas, ni remordimiento de los crímenes que cometieron. Es más, los justificaban, eran elocuentes, manipuladores y sumamente convincentes. Sus apetitos sexuales eran insaciables y sus vicios eran conocidos por todos. Engañaron a su pueblo vendiéndole propuestas que no solo no cumplieron, sino que se envilecieron cuando llegaron al poder. Este tipo de individuos, una vez que llegan al poder, se quieren mantener a cualquier costo, ya sea mintiendo, comprando conciencias y, hasta desapareciendo a las personas. El común denominador es que esta clase de TIRANOS normalmente goza de total impunidad, porque llega a controlar los tres poderes del Estado: Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

El mejor ejemplo que se observa hoy en día es el de Venezuela que, cansada de tanta corrupción de políticos anteriores, eligieron a un líder popular y nacionalista, HUGO CHÁVEZ, quien, poco a poco, se fue apoderando de todos los Órganos del Estado, sometiendo a jueces, magistrados y a la Corte Suprema de Justicia. El aparato estatal creció de tal forma que fueron abarcándolo todo, sometiendo a la oposición que, hoy en día, no le queda más remedio que salir a la calle, con el peligro de que los maten, encarcelen y violen en los propios cuarteles de Policía, espejo en que el nos veríamos reflejados si ganará el Gobierno actual, por medio de su CANDIDATO TÍTERE, al igual que pasó con CHÁVEZ Y MADURO en Venezuela.

Mi pregunta es: ¿Queremos vernos reflejados en lo que ocurre en Venezuela, actualmente? Todos los dictadores anteriores tienen como denominador común que hacen lo que quieren con plena impunidad porque, en caso de que protestes, criminalizan las protestas, te violan, te matan, te detienen de manera arbitraria o te condenan en un juicio amarillo o te encarcelan sin derecho a ser visitado por tus abogados y no existen jueces ni magistrados que se atrevan a fallar en Derecho, porque están sometidos al Órgano Ejecutivo.

Confió en el criterio de todos los panameños que creen en la ALTERNANCIA y voto de factura para todos aquellos representantes que no cumplieron ni con su deber para con los electores, ni con la Patria. Que no se imponga el temor a que los despidan por las amenazas de que si no traen 20 firmas de familiares para votar por el candidato del Gobierno tomarán represalias contra los mismos. Que no se produzca una REELECCIÓN DISFRAZADA para que la política se convierta en puestos que serán heredados por familiares y allegados al Órgano Ejecutivo, ya que la clase media está a punto de desaparecer. Que los jóvenes, profesionales y madres trabajadoras no limosneen el último año de elecciones para que nos regalen pan, vino y circo, y sentirnos que somos ciudadanos de tercera, cuarta o quinta categoría en nuestro propio país, o que estemos a un punto de perder nuestros hogares en una expropiación al estilo del viejo Oeste Americano, en que imperaba la ley del más fuerte. Queremos volver nuevamente a vivir en una verdadera democracia, en la que exista paz y seguridad jurídica para todos en Panamá.

ABOGADA.