La deslocalización: un fenómeno universal

Actualizado
  • 19/05/2013 02:00
Creado
  • 19/05/2013 02:00
El problema que tiene un televisor japonés, comprado en una tienda por departamentos hindú, en el centro de Estados Unidos se resuelve a...

El problema que tiene un televisor japonés, comprado en una tienda por departamentos hindú, en el centro de Estados Unidos se resuelve a través del teléfono. Es la globalización, y al otro lado de la línea responde alguien con acento mejicano, filipino o panameño.

Las principales compañías –de casi cualquier índole– tienen sus sedes de atención al cliente o de soporte técnico fuera de sus fronteras. Se trata de aprovechar las economías en desarrollo y maximizar el rendimiento del capital, según repiten a los trabajadores en los call centers de Panamá. El offshoring, también llamado ‘deslocalización’, es un tema que varía constantemente en función de la oferta y demanda del mercado laboral.

El costo laboral actual, señalan en las empresas, duplica en ocasiones el de países como Colombia y Perú, que son los que más crecen en esta actividad. La diversificación de servicios, la distribución geográfica y el aprovechamiento de incentivos fiscales son las vías que el sector encuentra para ubicarse. Por ejemplo, el rotativo El País destaca el retorno a España de colosos como Telefónica que buscan establecer una ‘reconexión’ con sus propios clientes y ofrecer más empleo tras la crisis.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus