OIT recomienda diálogo tripartito

Actualizado
  • 18/08/2023 00:00
Creado
  • 18/08/2023 00:00
Técnicos de la Organización Internacional del Trabajo sugieren limitar la discusión de las pensiones entre trabajadores, empresarios y gobierno. Además, alerta que la propuesta de los sindicalistas de fusionar los programas de pensiones, no resuelve la crisis
El mandatario Laurentino Cortizo recibió a los técnicos de la OIT esta semana.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) identificó puntos críticos en el estudio de valuación actuarial del sistema panameño de pensiones, que presentó al gobierno esta semana y ayer a los miembros de la junta directiva de esta entidad.

En la reunión que sostuvieron los representantes de la OIT con la directiva de la CSS, los técnicos analizaron una de las alternativas que proponen los sindicalistas, fusionar los programas para nutrir de fondos al IVM y robustecer el programa de pensiones en conjunto.

Pero esta idea, según la OIT, “no soluciona el problema de pensiones”. “Más bien daría un colchón si acaso hasta 2028”, indicó una fuente que estuvo presente en la reunión. De no tomar medidas, el déficit aumentará al grado de poner una presión fiscal importante sobre las finanzas del Estado ante la necesidad de recibir contribuciones para cumplir con las pensiones.

La forma para que esto mejore, es tomar medidas de alguna clase. ”Por ejemplo, paramétricas que podrían tomarse en consideración para una solución racional, aunque en un año electoral resultan aún más impopulares”, añadió la fuente de la CSS.

Una de las primeras recomendaciones que se especifican en el texto es la necesidad de efectuar un diálogo tripartito para discutir el tema de los sistemas de pensiones. Las reformas, explica el documento, deberán tener como norte los principios de la seguridad social, entre ellos universalidad, solidaridad, suficiencia de las prestaciones, y la sostenibilidad financiera y económica.

En julio de 2021 el gobierno convocó a un diálogo por la Caja de Seguro Social, en el que participaron múltiples organizaciones, más de 20, pero finalmente no arrojó resultados. Desde ese intento los problemas se han agravado, en cuanto a las reservas del IVM, y otros programas que requieren atención. En este caso, la OIT sugiere limitar la discusión entre los trabajadores, empresarios y la CSS (el gobierno) para encontrar soluciones a las debilidades de los programas de pensiones.

Una de las medidas más urgentes se centra en el programa de beneficio definido, el IVM, cuyas reservas se agotarán el próximo año, y bajo criterio de la OIT, dicho déficit, además de ejercer una presión fiscal sobre el gobierno, “condiciona la sostenibilidad del sistema panameño de pensiones en su conjunto”, se lee. Es decir, que de alguna manera arrastra al sistema mixto creado en 2005, cuando se reformó la ley orgánica de la CSS.

A propósito del sistema mixto, el informe es severo en cuanto a los señalamientos de su diseño y proyecciones actuariales, que tocaremos en futuras entregas.

Otra sugerencia de este organismo es que invita a Panamá a ratificar el Convenio 102 de la OIT, una norma internacional que proporciona los puntos de referencia para garantizar la seguridad social en los países, basado en derechos y obligaciones definidos. Panamá, al igual que una treintena de naciones, no ha ratificado dicho convenio sobre la seguridad social que entró en vigor en 1955.

La OIT invita a poner en marcha una estrategia de extensión de cobertura basada en los estudios y evaluaciones técnicas. Dicha estrategia debe contar con acciones puntuales para cubrir los principales grupos de difícil cobertura, como los independientes. En este sentido, se resalta la importancia de agilizar la afiliación, la recaudación, inspección y cobranza coactiva, el control contributivo y el uso de tecnologías. Todo lo anterior estipulado en un plan de acción con objetivos a corto, mediano y largo plazo.

Para esta organización es básica una modernización para la gestión del IVM acompañada de una mejora en los sistemas contables, además de reforzar el abordaje de las inversiones del IVM, así como la automatización de los procesos de captura y validación de la información de afiliados y cotizantes activos.

Como alternativa a corto plazo, la entidad propone actualizar el mecanismo para usar los fondos del fideicomiso del sistema definido. Esto tomando en cuenta que la reserva proyectada estará siempre por debajo del indicador de 2,25 definido en la ley. La propuesta de ajuste debería involucrar un diálogo entre diferentes actores incluyendo las recomendaciones que ha efectuado la Junta Técnica Actuarial de la CSS.

De acuerdo con el criterio de este organismo, funcionaría un mecanismo de ajustes automáticos para los aumentos de las prestaciones, los límites mínimos y máximos de contribución y montos de pensión, que sean previsibles y simples, basados en indicadores transparentes desarrollados por organismos independientes establecidos en el próximo diálogo tripartito. Esto añadido a que las demás variables del sistema de pensiones estén permanentemente actualizadas en función del contexto económico del país. Por último, recomendó elaborar un análisis de las inequidades de género en el sistema de pensiones, que fundamente la generación de propuestas para introducir medidas compensatorias a favor de las mujeres. Este trabajo puede hacerse, según el documento, de manera paralela al diseño e implementación de las reformas al sistema de pensiones.

Desde que este organismo entregó al gobierno el informe preliminar de los estados financieros en junio de 2022, en el que se ofrecieron alternativas y proyecciones para reflotar los programas en déficit, como el de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), el gobierno no ha adoptado ninguna decisión para solventar las deficiencias administrativas y financieras de la CSS.

El informe, al que tuvo acceso La Estrella de Panamá, muy similar al entregado en agosto de 2022, abarca varios capítulos como proyecciones, estudio de la situación actual, estimaciones demográficas, entre otras herramientas que contribuyeron a identificar un diagnóstico concreto sobre las debilidades del sistema, las medidas urgentes a atender y las alertas que involucran a los subsistemas de pensiones, el de beneficio definido (SEBD) conocido como solidario, y el de meneficio mixto.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus