‘Somos un país empeñado en borrar su historia’

Actualizado
  • 21/12/2014 01:00
Creado
  • 21/12/2014 01:00
La invasión del 20 de diciembre de 1989, considera el profesor Ríos Torres, es una herida que, en vez de sanar, se hace cada vez más honda

El Polígrafo varía un poco sus temas políticos por una ocasión especial: la conmemoración de los 25 años de la invasión de Estados Unidos a Panamá, el 20 de diciembre de 1989. Un hecho que, como comenta el profesor Ricardo Arturo Ríos Torres, aunque ya cumple cinco lustros, sigue presente en la memoria de un país que, tal vez por tenerlo tan fresco en la memoria, prefiere callar ante las verdades incómodas.

¿CÓMO PODEMOS RECORDAR ESTOS 25 AÑOS?

Es una de las fechas más trágicas de la historia panameña desde el siglo XIX hasta el día de hoy. En el Siglo XIX se dieron distintas intervenciones militares de los estadounidenses en Panamá. Once intervenciones militares se dieron durante el Siglo XIX. Luego, en el siglo XX, se dan otras intervenciones; pero la más trágica, la más dolorosa, la más infame, cruel, la más homicida, fue la del 20 de diciembre.

Y ES, QUIZÁS, DE LA QUE MENOS SE CONOCE...

Es de la que menos se conoce, porque hay muchos intereses en conflicto, tanto en Panamá como en EE UU, para que la verdad no se conozca.

UNO PUEDE ENTENDER QUE ESTADOS UNIDOS NO QUIERA QUE SE SEPA LA VERDAD, PERO, EN PANAMÁ, ¿A QUIÉN NO LES GUSTARÍA QUE ESO SE SUPIERA?

Todavía existe una mentalidad de protectorado, aquí en Panamá. Cuando nacimos como República, en 1903, el acto separatista– ya se había dado una República anterior, la República Libre del Istmo, con Tomás Herrera– la situación fue muy dura, porque los intereses estadounidenses querían su Canal y crean su colonia. Desde ese momento, hasta hoy, esa mentalidad de protectorado todavía continúa en algunos sectores de la sociedad panameña.

¿EN QUÉ SECTORES?

La élite dominante de Panamá.

LA CLASE MÁS PODEROSA...

La clase más poderosa, a la que no le interesa que la historia se conozca. Por eso, esa misma clase dominante logró, con Ricardo Martinelli y Lucy Molinar, eliminar la cátedra ‘Relaciones de Panamá con los Estados Unidos’. Una situación vergonzosa para los panameños, que nosotros, los panameños, nos negáramos a conocer nuestra propia historia. Eso es insólito, inaudito, inédito, dentro de la historia latinoamericana y del mundo.

¿ALGO HA CAMBIADO CON ESTE NUEVO GOBIERNO?

Estamos esperando que algo cambie. Todavía no se ha logrado restaurar la cátedra. Al menos ahora, el presidente Varela declaró que el próximo 28 de noviembre (Día de la Independencia de España) no va a ser puente.

PERO YA PASÓ UN AÑO...

Exactamente. Y tenemos un 28 de noviembre vinculado al Black Friday . La élite comercial canalera es la que impone sus condiciones dentro de lo que debe ser la sociedad panameña.

¿PANAMÁ SIGUE SIENDO LA MINA DE ORO DEL QUE VIENE DE AFUERA?

Naturalmente.

¿Y PARA EL PANAMEÑO?

Como lo dijo Justo Arosemena cuando se construyó el ferrocarril transístmico: Los panameños vemos pasar el oro, la riqueza que va a enriquecer –valga la redundancia– a los grandes sectores de poder del mundo. Pero el panameño poco es lo que recibe de los beneficios de nuestra posición geográfica. Actualmente, tenemos el Canal en manos de los panameños. Se ha recibido, desde el momento que Panamá administra el Canal hasta la fecha, más de 9 mil a 10 mil millones de dólares, pero el panameño común se pregunta dónde están esos millones, ¿quién los tiene?

¿HA CAMBIADO EN ALGO LA SITUACIÓN DEL PANAMEÑO CON LA SALIDA DE LOS ESTADOUNIDENSES?

No ha cambiado, porque la dominación continúa.

PERO RECIBIMOS MÁS DINERO...

Recibimos más dinero, lo recibe la élite que decía que de la soberanía no se come. Cuando luchábamos por sembrar banderas en la Zona del Canal, la élite dominante en Panamá, sobretodo la empresarial y política, decía que de la soberanía no se come. Aquellos que se negaron a apoyarnos en esa lucha son los que comen soberanía. Y el pueblo, que puso los muertos, no recibe absolutamente nada.

ADEMÁS DE LOS 25 AÑOS DE LA INVASIÓN SE CUMPLEN 50 AÑOS DEL 9 DE ENERO DE 1964 Y 100 AÑOS DEL CANAL DE PANAMÁ... LA GALA CENTENARIO FUE MUY CRITICADA. ¿CÓMO SE SINTIÓ AL RESPECTO?

En la administración del Canal tenemos nuevos zonians, ahora son panameños. Son criollos, mestizos, negros o blancos; pero siguen con la mentalidad de la exclusión, de manejar esas riquezas geográficas en beneficios de unos pocos, no de la gran mayoría del pueblo panameño. Está el caso de la Costa Abajo de Colón, cercana a la rivera del Canal en el Caribe; y, sin embargo, la Costa Abajo de Colón es una región de miseria, de hambre, de pueblos abandonados. Hay más de quince poblaciones en las riberas del Canal que no ven beneficios. Ven pasar los barcos, pero no reciben absolutamente nada .

¿CUÁNTAS COSAS SE HAN QUEDADO CALLADAS DE LA INVASIÓN?

Todas. El tema de la invasión es un tema prohibido en la historia de Panamá.

25 AÑOS DESPUÉS, EL ÚNICO QUE HA PAGADO ES MANUEL ANTONIO NORIEGA, ¿CREE QUE OTROS DEBERÍAN PAGAR?

Hay muchos involucrados. Noriega era el más representativo, pero la clase política que estaba alrededor de Noriega, la cúpula del PRD que lo apoyaba, la izquierda que lo apoyó, los intereses que apoyó a Noriega en esa época, son responsables de lo que ocurrió en la invasión.

¿POR QUÉ NORIEGA SÍ HA PAGADO Y LOS OTROS NO?

Esas son las contradicciones de la dinámica social del país.

LA ZONA ESTABA AQUÍ MISMO, ¿LA GENTE NO SE DABA CUENTA DE LO QUE OCURRÍA?

Las Fuerzas de Defensa lo veían. Las Fuerzas de defensa eran el brazo armado del imperio de Wall Street en Panamá.

¿HABÍA INTELIGENCIA, NO?

Ellos sabían perfectamente lo que estaba ocurriendo. Noriega lo sabía y su Estado Mayor, la cúpula del PRD y la izquierda que lo apoyó, también.

¿POR QUÉ SE QUEDARON ASÍ?

Porque pensaron que no iba a ocurrir. Los estadounidenses sabían que se iba a dar la invasión porque lo necesitaban. La invasión la necesitaba el imperio de Wall Street .

¿PARA SACAR A NORIEGA Y QUÉ MÁS?

No les importaba si lo sacaban o no.

¿ENTONCES?

En la invasión habían muchos otros intereses, probar las armas que luego utilizaron en las guerras posteriores del imperio. Ejercer el dominio colonial sobre Panamá y América Latina.

PANAMÁ FUE EL CONEJILLO DE INDIAS...

Un conejillo de Indias muy sacrificado, con centenares de muertos.

¿CÓMO SE SIENTE CON LA GENTE QUE APRUEBA LA INVASIÓN?

Desconocen la historia. Ven la invasión desde el punto de vista de la dictadura de Noriega y la salida a la dictadura. No se dan cuenta de que el juego de la invasión fue un juego de ajedrez. El jaque mate lo dieron los estadounidenses. Eso era lo que buscaban. A Noriega lo podían liquidar de cualquier manera. Sin necesidad de invadir el país. Noriega era su agente. Y no solo Noriega, dentro del Estado Mayor había mucha gente de la CIA.

¿NO ES PREOCUPANTE QUE 25 AÑOS DESPUÉS MUCHOS DE LOS MISMOS PERSONAJES SIGAN EN LA PALESTRA?

Eso es lo trágico. Es insólito que eso ocurra. Somos un pueblo masoquista. Nos empeñamos en meterle mucha más sal a la herida, hacerla más honda, cuando deberíamos sanarla y cicatrizarla. Ver un porvenir de justicia, de armonía social, de democracia efectiva.

PARA LOS QUE NO VIVIMOS ESA ÉPOCA, ¿NO PODRÍA RECORDARNOS ALGUNOS NOMBRES?

Los jóvenes no recuerdan nada, porque la historia se les ha negado. Les han negado el derecho a conocer su historia.

EL SAQUEO ES UNA DE LAS IMÁGENES...

...Más deprimentes. Esto fue una obra de teatro en la cual todos los detalles se montaron y se ejecutaron.

¿Y EL PUEBLO NO LO SABÍA?

Participó de este drama, de una manera u otra.

¿SE PRESTARON?

No diría que se prestó. Las circunstancias crearon situaciones que obligaron a unos y otros a actuar de alguna manera. También hay que reconocer que hubo actos heroicos frente a la invasión.

¿CÓMO SE ENTIENDE QUE EN PLENA VIOLENCIA HABÍA GENTE LLEVÁNDOSE OTRO TIPO DE ARTÍCULOS, NO SOLO VÍVERES?

Se ha dado en todo el mundo, porque la reacción popular no se puede determinar, más si la manejan y hay intereses de por medio.

¿AL STATUS QUO LE CONVIENE QUE SE SEPA LA VERDAD DE LA INVASIÓN?

No le conviene que la verdad se conozca.

¿Y LA GENTE NO TIENE SED DE JUSTICIA?

El pueblo panameño tiene sed de justicia. La tenemos, pero la verdad histórica no se ha planteado, porque todavía están en pugna muchos intereses. Lo planteaba Simón Bolivar, quien decía que para conocer a los hombres y a sus revoluciones, hay que esperar mucho tiempo, porque la historia reciente tiene muchas heridas que no han cicatrizado.

PERO PASA EL TIEMPO Y EL RECUERDO SE VA PERDIENDO...

Naturalmente, hay que rescatar lo que vivió el país en esa época. Fue una invasión cruel, homicida. La cantidad de panameños asesinados en la invasión no se puede determinar. Es insólito, cuando todos sabemos que en las guerras se determinan las muertes, se contabilizan los muertos, aquí nuestros muertos desaparecieron, porque los que tenían que contar no lo hicieron ni les interesa que lo hagan.

SABER MÁS, ¿QUÉ PUEDE SANAR?

Que no se repitan estas cosas. El pueblo que no conoce su historia repite sus errores una y otra vez. Si no conocemos cuáles fueron los intereses que se dieron en esa invasión, los intereses que determinaron la invasión, por qué se dio la invasión, vamos a afrontar los mismos hechos en un futuro.

¿SE HAN CONMEMORADO ESTOS 25 AÑOS COMO DEBE DE SER?

No se han conmemorado.

EL GOBIERNO...

...No le interesa. Porque los intereses en conflicto son permanentes. Si el mismo 9 de enero nos ha costado recuperarlo como efeméride intrasferible. La élite gobernante lo declaró día puente porque quería borrar la historia. Quiere decir que somos un país de grandes contradicciones: somos un país empeñado en borrar la historia, en perder nuestra identidad como pueblo.

¿QUIÉNES DEBERÍAN DAR EXPLICACIONES?

Todos, todos los que, de una manera u otra ejercen, un protagonismo dentro de la vida pública, tienen que dar explicaciones. No solo los políticos ni los gobernantes; también los intelectuales y los medios de comunicación. Toda la sociedad debe hacerse un mea culpa . ¿Hasta cuando vamos a seguir con esa indolencia que nos caracteriza? Tenemos que tomar las cosas con seriedad, responsabilidad. Los grupos religiosos. Tímidamente, monseñor José Domingo Ulloa ha hablado del tema de la corrupción; pero falta mucho más de todos los grupos religiosos, gremiales, profesionales, cívicos.

¿LA SOCIEDAD SE HA RECUPERADO?

No creo, todavía hay heridas pendientes por sanar.

¿25 AÑOS NO SON SUFICIENTES?

No, porque los actores de ese drama están vivos. Los intereses en pugna están vigentes.

¿A QUI ÉN HAY QUE RECLAMARLE?

A nosotros mismos. Tenemos que culparnos a nosotros mismos por nuestra indolencia. Miguel de Unamuno decía: ‘Me duele España’; es decir, me duele mi propio país. Nosotros debemos gritar: ‘Me duele Panamá’ .

¿LA PATRIA FUE VENDIDA?

Siempre ha sido vendida. Lo dijo Belisario Porras, en 1903, en su famoso ensayo La venta del Istmo. Ese ha sido el devenir histórico de Panamá.

¿VIVIMOS EN ESTADO DE INDIFERENCIA?

Totalmente. Panamá es un permanente carnaval.

¿SOMOS SUPERFLUOS?

Son las con tradicciones de nuestra idiosincracia de país de tránsito.

¿POR QUÉ HABRÍAN DE CAMBIAR LAS COSAS SI A LA CLASE MÁS PODEROS A NO LE CONVIENE?

Porque la clase más poderosa es analfabeta, y así ha sido históricamente en Panamá.

¿QUE PUEDE ACABAR CON ESTA VANALIDAD SI NO PUDO NI LA VIOLENCIA?

Solo la educación es el único recurso que puede salvar a Panamá. Un sistema educativo de alta calidad, de altos valores morales y éticos es lo que puede resolver los problemas de este país. Solo la educación es el camino que tenemos para evitar la violencia y tener un país justo. Por eso debemos tener un sistema educativo pluridimensional, con valores muy definidos cívicos, morales y patrióticos. Conociendo nuestro pasado y la vida de los panameños ejemplares, pero han estado olvidados, ocultos, porque eso no es lo que se quiere enseñar.

El presidente José Raúl Mulino celebró la mañana de este jueves 18 de julio su primera conferencia de prensa matutina en el Palacio de Las Garzas. Mulino...

Lo Nuevo
comments powered by Disqus