Habla sobre su maternidad

Actualizado
  • 08/12/2009 01:00
Creado
  • 08/12/2009 01:00
PANAMÁ. Desde la calidez de su hogar y en compañía de sus dos príncipes (como les llama), nos recibió María Elena Berberian, actual gere...

PANAMÁ. Desde la calidez de su hogar y en compañía de sus dos príncipes (como les llama), nos recibió María Elena Berberian, actual gerente de Mercadeo de Tommy Hilfiguer y ex presentadora de televisión de nuestro país. Después de cuatro años de feliz matrimonio con el publicista “Chepi” Carrizo llegó la bendición divina y se les hizo realidad el sueño de tener no un hijo, sino, mellizos: José Eduardo y Juan José Carrizo Berberian, el motor que los inspira más a seguir adelante.

Su principal prioridad

Fue mucho tiempo intentando quedar embarazada, pero señala Berberian que “las cosas no se dan cuando uno quiere sino cuando Dios cree que es el momento adecuado”. Además, “no hay palabras para describir lo que se siente ser madre, cuando los ves solamente le ruegas a Dios para que te de salud y poder cuidarlos y sabiduría, para educarlos y que sean hombres de bien útiles a la sociedad”.

Anécdotas

Nos cuenta que, al enterarse de que la prueba de embarazo era positiva, fue la alegría más grande, no paraba de llorar y ahora piensa las cosas dos veces antes de hacerlas. Por ejemplo, a la pareja Carrizo-Berberian les encanta montar motos, pero en la actualidad, no lo realizan porque tienen que cuidarse para sus retoños.

Va a ser el primer día de la madre de María Elena, pero a ella no le importan los regalos que vaya a recibir, sino la emoción que percibe al ver las diversas reacciones que profesan sus hijos al verla.

Fórmula especial

No es fácil ser gerente de una marca y tratar con 23 países, ser esposa y madre a la vez, indica Berberian, y argumenta que la organización es el ingrediente principal para lograr el éxito en todas las etapas de la vida. Es prioridad para ella tener todo organizado en su oficina para lograr llegar temprano a la casa y poder ver despiertos a sus bebés, ya que no se quiere perder el momento de colocarle las pijamas y dormirlos.

Edad madura

“Tener hijos después de los cuarenta años tiene sus pro y contras, como en una edad joven. Obviamente has estado mucho tiempo sin hijos y por ende tenías tu propio espacio. Entonces lo que queda es acostumbrarse de la existencia de dos seres en tu vida”, señala María Elena.

Sin embargo argumenta que, embarazarse en una edad madura, hace a los futuros padres comprender y analizar mejor las situaciones y no “estresarse” tanto por lo que le sucede a los niños. Además, al tener una estabilidad y equilibrio en todos los ámbitos personales y profesionales, puede dársele a los infantes mejores probabilidades para su futuro.

Otras prioridades

Nuestra entrevistada nos confesó que extraña mucho la adrenalina de la televisión y el contacto con gente de todas edades y estratos sociales. Anhela regresar al teatro, pero “no puedo faltar por dos meses seguidos a mi casa”, señaló.

Por medio de esta conversación hemos conocido a una madre dedicada a su familia, que desea dejar un buen legado a sus hijos y disfrutarlos hasta más no poder. A las mujeres que están intentando quedar embarazadas, María Elena les recomienda que lo sigan haciendo, tengan paciencia, y sobre todo, que no pierdan la fe que todo lo puede.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus