Temas Especiales

23 de Oct de 2020

Cultura

La cajita empieza a sonreir

PANAMÁ. La famosa cajita feliz de Mc Donald’s se aprieta la correa. Y es que a partir del 1 de octubre, el popular combo para niños, red...

PANAMÁ. La famosa cajita feliz de Mc Donald’s se aprieta la correa. Y es que a partir del 1 de octubre, el popular combo para niños, reducirá su porción de calorías en un 20%. Así lo ha detallado Woods Staton, Presidente de Arcos Dorados, empresa responsable de la operación de la franquicia en toda el área latina.

Esta medida se adopta, según un comunicado de la cadena, ‘de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS)’, para, en primera instancia, reducir los índices de obesidad infantil, y en segundo orden, para cambiar los hábitos de alimentación de la población más pequeña.

LA MEDIDA

El restaurante de comida rápida, incluirá en su menú para chicos, frutas y más adelante vegetales. ‘La nueva versión de la Cajita Feliz en América Latina pasará a estar compuesta por cuatro elementos, con la adición de una fruta fresca, que variará con la estación del año y del país’, se desprende de un comunicado de la transnacional que solo en EEUU tiene 14 mil establecimientos y en Panamá 34.

Además, han pensado bajar la porción de papas fritas en las opciones de los infantes. ‘McDonald’s ha creado un nuevo tamaño de papas fritas exclusiva para niños, con un promedio de 100 calorías, lo que representa menos de la mitad de la versión actual’. Entre otra de las medidas que aceptó esta compañía, está disminuir la cantidad de sodio en un promedio de un 10% en los panes, en los nuggets, en el queso y en la salsa de tomate.

Para el menú principal o del público adulto, también se han contemplado algunos cambios. ‘Los clientes podrán elegir una ensalada en lugar de las papas fritas. El nuevo producto estará compuesto por un mix de hojas verdes con tomate y tendrá menos de 10 calorías, sin aderezo’, se lee en el documento.

¿CONLLEVA BENEFICIOS?

La última palabra en este tema la tienen los expertos. Para la nutricionista Iris Espinosa, la alternativa que ofrece el restaurante (frutas), otorga la variedad de vitaminas y minerales necesarios, sin embargo considera que las papas fritas son una alternativa con alto contenido de sal y grasa. ‘El hábito de comer saludablemente y escoger alternativas naturales, desde niño, es lo que contribuirá a que ese adulto de mañana, evite el desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles’, argumenta.

Más que aplaudir la medida, esta conocedora recomienda a los padres evitar consumir tan seguido este tipo de alimentos. ‘Los niños se ven estimulados por la publicidad, y el área de recreación dentro de los restaurantes de comida rápida, por eso, los padres deben ser conscientes que esta no debe ser una práctica frecuente ya que, el exceso de azúcar (que se encuentra en las sodas), la grasa y sal (de las papas fritas), y el exceso de aderezo en las hamburguesas, puede contribuir al desarrollo de obesidad infantil en estos pequeños’.

Por encima de todo, Espinosa aconseja a todos los sitios que ofrecen estos platos, adherir otros productos comestibles. ‘Una buena opción resultan los filetes de pollo y pescado preparados a la plancha, el yogur, jugos de frutas naturales y más frutas’.

Por último, Juan Acebedo, también nutricionista, señaló que este hábito no solo debe surgir en los restaurantes... ‘En casa debemos ir reduciendo los niveles de grasa, evitar tanta fritura en los desayunos’. Otra medida que aconseja Acebedo, es bajar la cantidad de carbohidratos y la proteína animal y agregar vegetales a la dieta. ‘La zanahoria, la lechuga, las habichuelas o el pepino son beneficiosos’, concluye.