Panamá,25º

09 de Dec de 2019

Cultura

Sascha Barboza: ‘Es importante que tus redes sean un reflejo del trabajo duro y no de los atajos'

La entrenadora y escritora, que visitará el país como parte del Expo Fitness Panama 2019, cree en el impacto de las redes sociales como una manera de hacer catarsis

Sascha Barboza: ‘Es importante que tus redes sean un reflejo del trabajo duro y no de los atajos'

Con pasos certeros y precisos, Sascha Barboza ha llevado su pasión por ‘la salud y el buen vivir' a diferentes espacios como motivadora e influencer , disparando su filosofía a quienes anhelan verse y sentirse bien. Conocida como Sascha Fitness, la entrenadora personal certificada por la International Sports Sciences Association conversó con La Estrella de Panamá y confesó que aunque ‘no hay verdades absolutas', como creadores de contenido ‘debemos ser responsables con lo que compartimos'. En 2013 fue coronada en la competencia del National Physique Committe en la ciudad de Tampa Bay, Estados Unidos, y se aventuró a publicar su primer libro, en el que ofrece una guía de alimentación sana y apetitosa. Lo cierto es que Sascha es fitness , pero no de acero, y enfrenta la ‘crueldad' de la gente en las redes sociales con valor, porque cada vez le asusta menos abrirse para mostrarse tal cual es. Nacida en Maracaibo, capital del estado Zulia, Venezuela, Sascha fue invitada al Expo Fitness Panama 2019, donde compartirá una conferencia ‘sin filtros' el 29 de septiembre.

¿Cuál es la filosofía de vida de Sascha?

Vivir con inteligencia entendiendo que cada quien tiene una realidad propia y que no hay verdades absolutas, disfrutar al máximo siendo responsables y conscientes.

¿Cómo fue la transición de entrenadora a influenciadora?

En realidad no sé, creo que la palabra ‘influenciador' se está utilizando demasiado, yo sencillamente me dedico a compartir lo que sé de manera honesta y humana; esto realmente me apasiona, y cuando disfrutas lo que haces y con tu trabajo demuestras credibilidad, se genera influencia. Está en uno mantener esa influencia y no aprovecharse monetizando en exceso las redes sociales. Ahora se habla de influencers como si fuera un trabajo y para mí no lo es, es sencillamente una consecuencia que surge cuando trabajas bien, generas contenido y credibilidad.

¿En qué momento elegiste dedicarte a esta disciplina?

En la pubertad, cuando me desarrollé y empecé a notar los cambios en mi cuerpo y estados de ánimos. En ese momento me di cuenta de que lo que comía tenía influencia directa en cómo me sentía y en cómo me veía. Como toda adolescente, muchas veces me dejé influenciar y caí en dietas extremas, comencé a inventar, pero justo a tiempo me topé con una revista de fitness. No había redes, y luego de devorar las revistas especializadas comencé a leer libros; el conocimiento te da poder y te ayuda a tomar mejores decisiones y, en mi caso, no solo me ayudó a tomar las riendas de mi salud y mi cuerpo, sino que despertó una pasión que me llevó a querer compartirlo con quienes me rodean, a profesionalizarme, a estudiarlo en serio y a volverlo mi carrera.

Cultivas comunidades robustas en diferentes plataformas, ¿sientes que has logrado mostrarte como una mujer genuina?

Sí, me gusta ser real y humana, uno siempre se cuida y se protege porque la gente en redes puede ser cruel, pero cada vez me da menos miedo abrirme y cada vez me resbalan más los comentarios malintencionados. Cuando comencé a utilizar Snapchat y las historias de Instagram, me di cuenta de que generas mucho más impacto y conexión cuando te muestras tal y como eres, porque la gente se identifica contigo, si bien siempre traté de ser real en mis redes, cuando todo era escrito era más difícil, una vez que aparecieron los videos y abrí mi canal de YouTube, pude lograr que mis seguidores me conocieran en profundidad. No me gusta idealizar mi vida ni mis etapas, siempre hablo de mis problemas y defectos, me quejo porque siento que a veces la queja te ayuda a hacer catarsis, tengo mis momentos superpositivos y también muestro mis lados negativos

Hay una realidad en los contenidos en RRSS que los jóvenes quisieran imitar, ¿cómo evalúas este escenario?

Este tema me preocupa y me lo tomo muy en serio porque tengo dos hijas. Crecí sin redes sociales y creo que fue maravilloso, hoy día los jóvenes son muy influenciados por estos canales, atan su identidad a un like. Yo soy de las que apoya la idea de eliminar los likes de Instagram porque el contenido sería más real; no tiene nada de malo que alguien te inspire en redes, el problema es que comienzas a comparar tu vida con eso; la mayoría de las redes sociales están llenas de apariencias, de puestas en escena y tú comparas tu tras bastidores con eso, es injusto. Nadie tiene una vida perfecta, Instagram está lleno de resultados, pero pocos muestran el trabajo duro que toma llegar hasta allí. Como creadores de contenido debemos ser responsables con lo que compartimos; llenar tus redes solo de viajes, lujos, momentos perfectos puede ser contraproducente, por eso es importante mostrar tus problemas, tus días no tan buenos, tus luchas, que tus redes sean un reflejo del trabajo duro y no de los atajos.

¿A quiénes consideras ‘influenciadores'?

Todo aquel que deje una huella positiva en el mundo, no necesariamente tienes que estar en una red social o ser famoso, cualquier persona que trabaje duro y haga el bien. No hay mejor influencer que un profesor en el colegio, por ejemplo. No se trata de tener muchos seguidores, sino de cambiarle la vida a otros con tu trabajo de forma positiva.

En tres palabras, ¿cuáles consideras que son los principios de tu mensaje?

Equilibrio, dedicación y felicidad.

Has mencionado que para un estilo saludable, es necesario el matrimonio entre el buen comer y la actividad física, sin embargo, ¿cómo se mantiene la motivación?

‘Me quejo porque siento que a veces la queja te ayuda a hacer catarsis, tengo mis momentos superpositivos y también muestro mis lados negativos'.

Hay momentos específicos en los que uno está más motivado, es como una chispa; pero si no entra la disciplina, esa chispa se desvanece. La disciplina es la responsable de volver esa chispa un fuego, para hacer lo que sabes que tienes que hacer, aun cuando no tienes muchas ganas, cuando la emoción que tenías en este momento que te planteaste la meta se desvaneció. La vida está llena de situaciones que nos roban la motivación; el exceso de trabajo, problemas, cambios hormonales, estrés. Cuando me siento desmotivada, recuerdo todo lo que he logrado y lo bien que me siento luego de hacer ejercicio; normalmente eso me mueve, pero hay días en los que ni eso me motiva y sencillamente hago lo que tengo que hacer en piloto automático. A veces no hago ejercicio o no como muy saludable y no me doy mala vida, porque realmente lo que tiene un impacto es lo que haces la mayoría de las veces y estas excepciones a veces son hasta necesarias para tomar un respiro y luego volver con más fuerza.

¿Cómo han sido tus encuentros con Panamá?

Maravillosos, siempre me reciben con mucho cariño. Estoy muy agradecida con Panamá y su gente, la primera vez que llevé mi conferencia a Panamá fue hace cuatro años y espero que esta oportunidad sea aún más increíble. No solo visito Panamá cuando tengo trabajo, constantemente viajo porque mi hermana vive allí y siempre que voy disfruto muchísimo.

¿Qué podemos esperar de tu participación en esta Expo Fitness Panama 2019?

Lo más importante es que aprenderán muchísimo, se aclararán tantas dudas que han surgido a lo largo del tiempo. Con las redes sociales el fitness se ha masificado y distorsionado, han surgido muchas tendencias que confunden; mi misión en esta conferencia es hablar sobre cada una de estas tendencias, sacar lo bueno y lo no tan bueno de cada una. Hablaremos también de las redes sociales, que están llenas de espejismos, trucos y apariencias, cómo aprender a discernir y a evitar las comparaciones injustas e innecesarias. Vamos a conversar y a pasarla muy bien, saldrán llenos de motivación, conocimiento y claridad.

¿Qué tan ‘sin filtros' te mostrarás en esta conferencia?

Hablaré sin tapujos. Cuando elegí llamarla ‘Sin filtros' buscaba llamar la atención e insinuar que aquí hablaremos de la verdad, de qué es lo que realmente importa, hablaré sobre los espejismos que vemos en los medios y que nos crean una realidad distorsionada. Es una conferencia honesta y llena de humanidad.

¿Cuál es tu valoración acerca del apogeo de usuarios en redes sociales que venden soluciones de vida ante los problemas de alimentación y no cuentan con respaldo científico?

No estoy de acuerdo con vender atajos ni soluciones milagrosas. Estar en forma y saludable requiere dedicación y paciencia, bajo la asesoría de un profesional. Siento que con las redes todo se distorsiona y se pierde un poco el control, lo ideal es que quienes manejen y propaguen esta información hayan estudiado y se hayan certificado para hacerlo, pero también entiendo que cuando comienzas a practicarlo y ves resultados te llenas de pasión y lo quieres compartir, es normal. No creo que esté mal compartir lo que haces como aficionado, también hay responsabilidad en el usuario, que debe aprender a discernir entre quién es un profesional y quién es una persona que sencillamente siente pasión por esto y lo comparte. Deben entender que cada cuerpo es distinto y contextualizar la información, además de verificar el contenido antes de aplicarlo.