Temas Especiales

25 de Nov de 2020

Gastronomía

Sencillo y a prueba de fallas

El sabor y el punto de sal son faciles de seguir hasta el último momento, cuando es servido

Sencillo y a prueba de fallas
Tamal de olla. Sencillo y con mucho sabor.

‘Mi tamal es de puerco pero con el guiso del pollo porque le da mucho sabor’, dice el chef Francisco Castro y agrega, ‘¿cual prefiero? el tamal de olla. El envuelto es más de tradición, para Navidad, pero el de olla si en algún momento fallas siempre puedes arreglarlo’. El sabor y el punto de sal son faciles de seguir hasta el último momento, cuando es servido.

Por otra parte, elaborarlo y consumirlo es más sencillo que dedicarse a la tarea de conseguir las hojas, prepararlas y en volver los tamales , para luego deshacer todo el envoltorio y comerlo.

Servido en una fuente o en platos individuales el tamal de olla luce elegante. Si cuenta con una vajilla típica de barro, más aun. Es una muy buena opción para un buffet en el cual se desea simplificar la armada de un plato de cualquier comensal.