Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Gastronomía

Un simpático “brunch”

Para quienes desayunan tarde o prefieren una merienda temprana, Nina Café, en Nina Concept Store les ofrece un menú especial

Comer en Nina Café es una experiencia diferente. Refrescante, me atrevería a decir. Y el ambiente de Nina Café forma parte de esa agradable atmósfera en la que te da la bienvenida una pared con relojes, escalinatas con conocidas frases cinematográficas, reproducciones fotográficas decorativas y un sinfín de detalles que pueden hacer que un espacio se distinga. Allí , están las mesas con las acogedoras sillas de bambú en las que se sirve el menú diario y desde hace una semana, un ‘brunch' de fin de semana.

El ‘brunch' arranca a las 10:00 a.m. y en él se puede disfrutar de un delicioso y aromático café y una colección de platos de distintas influencias:

Arepas de maíz rellenas de ensaladilla de atún y mayonesa de culantro; pancakes suizos con frutos rojos bañados con miel o sirope de maple y embutidos artesanales; huevos benedictinos en pan brioche con salmón ahumado, espinacas y salsa holandesa, una pasta seca de espinacas con tomates confitados y setas salteadas con panceta y un parfait de yogurt artesanal y frutas de otoño.

‘Todos los ingredientes que utilizamos en los platos son naturales, los panes y embutidos son artesanales, los huevos son orgánicos y los jugos son frescos y naturales', dice Manuel Hernández, quien está al frente del café, con un equipo compuesto por panameños y venezolanos ‘que le ponen mucho cariño a su trabajo'.

El brunch se ofrecerá los domingos que abra la tienda hasta fin de año.

El café puede atender a unas 36 personas y cuenta con una carta permanente de emparedados entre los que figuran el de salmón ahumado con rúcula, queso crema de hierbas y sésamo tostado; el vegetariano, con espárragos blancos, tomate seco, huevo duro, espinacas y mayonesa de olivas; el de jamón de pavo con aguacate, cebolla roja y tomate natural y el de roasbeef con queso gouda, berros y mostaza Dijon.

Entre los platos fuertes está la tabla de sabores mediterráneos, con jamón ibérico, queso, fuet, olivas y pan tostado; el carpaccio de res con ali-oli de albahaca con rúcula, dados de tomate fresco y lascas de parmesano; la ensalada Nicoise con papas cocidas, huevo duro aceitunas tomate judías verdes y bonito; la ensalada Caesar, un tartar de atún con mango con salsa ponzu y ensalada y los huevos rotos con jamón ibérico y papas fritas.

Quienes buscan algo caliente, pueden escoger entre la crema de tomate con queso de cabra y la sopa de lentejas con conchuelas.; pastas como el fettuccine Alfredo con camarones y los gnocchi de papas a los cuatro quesos. También hay un arroz cremoso de zapallo.

Con un poquito más de peso, están los calamares guisados en su tinta, con arroz pilaf; el salmón ahumado con cous cous y mantequilla de limón y menta; un pollito del corral guisado con zapallo, curry rojo y coco; una milanesa de res con papas fritas y pico de gallo y la hamburguesa de res con queso camembert y todos sus clásicos.

También está la opción del menú del día.

Para los golosos, entre los postres están el clásico tiramisú con helado de vainilla, el brownie con salsa de chocolate y helado de almendras, el crumble de manzanas con canela y yogur y el suspiro de limón con sorbete de maracuyá.

Nina Café está funcionando desde agosto de 2014, pero ya con una cocina propia, desde marzo de este año.

Además de café y té, hay una variedad de jugos naturales, cervezas y una selección de vinos blancos y tintos.

==========

‘Todos nuestros ingredientes son naturales, los panes y embutidos, artesanales; los huevos son orgánicos y los jugos son frescos y naturales'

MANUEL HERNÁNDEZ