Temas Especiales

16 de May de 2021

Gastronomía

Mañana arranca 'El ritual del café panameño'

Del 9 de noviembre al 9 de diciembre, tendrá la oportunidad de degustar cafés de especialidad acompañados de deliciosos bocados en una experiencia que le permitirá conocer más sobre la producción de cafés panameños con altos puntajes

En la página elritualdelcafe.com encontrará todos los enlaces a los sitios participantes.

Probablemente ha escuchado ya sobre los sabores y aromas de los cafés de especialidad panameños. ¿ya los probó? Tiene esa oportunidad a partir de mañana cuando arranca la segunda versión de El ritual del café, promoción que agrupa a cafetrías de especialidad y restaurantes para ofrecer una taza de café junto con tres bocados (bites) ya sea dulces o salados, para acompañar y darle esa nueva experiencia diferente, que va más allá del café que le da el estímulo para trabajar en la mañana.

“El ritual sigue con la misma ilusión por la cual nació, que es el educar a la gente en todo lo que hay detrás de una taza de café de especialidad”, explica Jorge Chanis Barahona, creador de El Ritual del Café y promotor del café especial a nivel local.

“La mayoría de los cafés que se van a ofrecer serán de la variedad geisha porque se quiere acercar ese gran café al público, pero también habrá catuai, caturras y un blend de java y caturra. Lo importante es saber que todos los cafés seleccionados tienen un puntaje sobre 89”

“Rgularmente si ibas donde un cafetalero o donde un barista y el preguntabas por un geisha, él te decía 'este café es lo más rico del planeta y no se te ocurra ponerle azúcar ni leche”, cuenta Chanis. Con esa advertencia con sabor a regaño y sin mayores explicaciones, el público se sentía más bien intimidado por este producto desconocido. ¿Por qué no endulzarlo ni agregarle leche u otro elemento? “De entrada, esto genera una barrera; algunos se aventuraban a probar, otros decían, mejor no. El ritual nace para romper esa barrera, y hablarle a la gente en las formas en que se habla hoy en día. ¿cuales son? redes sociales, fotos, videos, mostrar algo lindo”, dice Chanis, y para ello ha apelado a la creación de una experiencia que aporte más elementos que una taza de café negro.

“Tengo que crear una experiencia que permita a la persona enamorarse del café o por lo menos al inicio, enamorarse del concepto para probar el café, ganárnoslo y que se convierta en un entusiasta del café de especialidad. Para ello lo hemos acompañado con algo de diseño”, cuenta.

Se busca dar a conocer todo el proceso involucrado en la producción del café

De acuerdo con Chanis, a la gastronomía local le falta un poco más de detalles que ayuden a completar ese momento y que incluye el ambiente, la puesta en escena, decoración, cubertería y demás. Y para el ritual del café se creó una estructura en la cual se serviría la taza de café junto con los bocados que la acompañan.

Una experiencia gastronómica

La experiencia de “El Ritual del Café Panameño” se compone de una taza y una estructura, ambos conceptos de Chanis, diseñados por la arquitecta Gina Gotti. La taza tiene boca angular para poder apreciar el café al mirarlo de frente e inmediatamente permite percibir más sus aromáticos al momento de tomarlo. Con el diseño sin asas se pretende educar de una manera práctica que no son necesarias, ya que un café filtrado se aprecia mejor a una temperatura no tan caliente. Además, tiene una forma redondeada para poder oxigenar el café, tal como se hace con un buen vino. La capacidad es de siete onzas de café y las tazas son hechas100% a mano.

Materialización y evolución de la estructura del Ritual del Café Panameño

“Al panameño le encanta tomar café comiendo. Esta tiene que ser una experiencia que incluya un maridaje con el café”, señala Chanis. Entonces, se creó una estructura que soportara tanto la taza como sus acompañantes. “El propósito principal fue crear un objeto dinámico que muestre la identidad territorial de nuestra región cafetalera que está compuesta por diferentes alturas, rica agricultura y corta distancia entre los dos océanos”, explica. Este año se ha mejorado la estructura pues en la edición anterior se elaboró con madera. Este año es de cerámica, lo que ha mejorado su funcionalidad e imagen.

El ritual del café panameño está seleccionado para la Bienal Iberoamericana de Diseño 2020, y a partir del próximo mes estará dentro de la exposición de está Bienal en Madrid, donde participan 420 proyectos de todas las áreas y 140 propuestas finalistas resultado de la valoración de un jurado internacional.

El mejor momento para el mejor café

Mañana arranca 'El ritual del café panameño'

Pautado para el mes de mayo, El ritual del café panameño debió posponerse debido a las medidas de confinamiento establecidas para mitigar los efectos de la pandemia. “Todo pasa pro algo... y hoy me atrevo a decir que no hay mejor momento en el planeta para apoyar a nuestro productor nacional, que en este momento, no solo porque es noviembre, mes de la patria”, afirma Chanis. Y justamente después del pasod e la tormenta Eta, que ha generado grandes destrozos en fincas cafetaleras en el área de Tierras Altas, es una buena oportunidad para tener presentes a este grupo de productores que no pasan pro el mejor de sus momentos.

“Hemos solicitado ya en nuestras redes la ayuda a la Fundación Vida Verde Integral de la chef Patricia Miranda, hemos entregado donaciones a título de la empresa y a título de algunas personas que se han comunicado con nosotros y en la campaña del ritual del Café Panameño que empieza mañana lunes vamos a hacer una campaña también para recoger fondos para esta fundación. Entonces vamos a utilizar nuestra plataforma, para decir a todos que hay que tomar el café de estas personas, que varios de ellos perdieron parte de sus fincas, pero al mismo tiempo vamos a ayudar con nuestros medios, a través de redes sociales, para animar a que la gente siga donando porque este no es un problema que va a resolverse en pocos días”, considera.

Café de especialidad

El café de especialidad o café especial es aquel que por sus características organolépticas calificadas por un panel de expertos ha recibido una puntuación de más de 85 puntos, siendo la puntuación más alta, 100. Teniendo esto presente, la idea es poder, a través del ritual del café, reconocer las características que hace que ese café sea apreciado. Por ello, inicialmente, no se le agrega endulzantes u otros elementos que alteren su sabor. “Esto no es para comprar un café y salir corriendo, es para tomarse un tiempo e ir aprendiendo: se hablará de su productor, finca, altura, variedad, microclima y la familia que lo produce, además del método de filtrado utilizado para esa taza. Que esa persona no solo disfrute el maridaje con el café, sino que descubra todo lo que hay detrás de esa producción”, describe.

“La mayoría de los cafés que se van a ofrecer serán de la variedad geisha porque se quiere acercar ese gran café al público, pero también habrá catuai, caturras y un blend de java y caturra. Lo importante es saber que todos los cafés seleccionados tienen un puntaje sobre 89”, agrega.

La idea es que cada lugar participante en El ritual del café panameño muestre su propia personalidad. Ellos han escogido el método de filtrado que van a utilizar junto con el cafetalero. La mayoría van a utilizar V60, pero uno que otro utilizarán otros métodos como aeropress, clever y sifón japonés.

Participantes

Cada lugar participante, al igual que el año pasado ofrecerá un café diferente. “No se repiten los cafés porque justamente lo que queremos es abrir nuevos canales de distribución o de venta a los cafetaleros”, explica Chanis. Este año, además de cafeterías de especialidad se incluyeron algunos restaurantes, lo que contribuirá a llevar la experiencia de café especialidad a otros espacios de consumo.

Cuquita Cookita ofrecerá café de Altieri; Mentiritas blancas, de Santos Café; Kotowa participará con su propio café, Siete granos, de Don Pachi Estate; Durán Coffee Store lanzará un café producido al100% de la comarca Ngäbe buglé; Café Unido, de Hacienda La Esmeralda; Buho café de Finca Nuguo, Segundo Muelle, de Bambito Estate, Meze con Café Eleta, La Mesa, Don Benji, Central, con Lamastus Falmily Estates; Maito, de Castelara; Hacienda Los Molinos, de Abu Coffee y Bajareque, de Elida Estate.

La experiencia incluye el café, tres bites que pueden ser saladas o dulces y la taza es un obsequio que se puede llevar a casa. El precio oscila entre los $12.00 y 15.00. “Es una buena oportunidad para degustar estos cafés que regularmente no conocemos, muy buenos cafés y probar también nuevos filtrados. En otros países se quedarían con la boca abierta solo de saber que se tiene la oportunidad de en un mes probar tantos geisha y a ese precio”, dice Chanis. “Es también la oportunidad de impulsar el consumo local de estos cafés y apoyar así a los productores y que esto trascienda”, concluye.