Temas Especiales

17 de Jan de 2021

Planeta

Saneamiento no es suficiente para evitar la contaminación

A pesar del proyecto que busca recuperar los ríos y quebradas de la Ciudad de Panamá, se siguen desbordando las aguas negras

Aunque el proyecto de Saneamiento de la Ciudad y la Bahía de Panamá se presenta como la solución para recuperar las condiciones sanitarias y ambientales del área metropolitana y la eliminación de contaminación por aguas residuales no tratadas en los ríos urbanos y en las zonas costeras de la Bahía de Panamá, parece que en realidad no es suficiente para erradicar de raiz el problema de las aguas negras, ya que detrás hay varios componentes muy profundos, como la cultura ciudadana y la recolección oportuna de los desechos.

En relación a lo anterior, la directora ejecutiva de la fundación Audubon, Rosabel Miro, señaló que no tiene ninguna duda de los beneficios del Proyecto, sin embargo, ‘hubiera sido positivo iniciar el sistema de educación ambiental al tiempo que se inició la planta para lograr mayores beneficios’, subrayó, añadiendo que ‘ahora funciona la planta, pero no hay conciencia, la cual es algo que toma tiempo lograr’.

Para Miro la recolección también es fundamental, ya que si el sistema no llega a las casas, muhas veces la solución es tirar la basura en cualquier lugar, con lo cual se tapan las alcantarillas y en épocas de lluvia se pueden desbordar.

Miro aplaude el proyecto, ya que busca que las aguas que van a terminar a la Bahía estén menos contaminadas, y de esta forma, ‘le irá mejor a los ecosistemas circundantes, por consiguiente a los animales, y finalmente al hombre, que puede comer productos no contaminados y respirar aire puro’.

Recientemente la Unidad Coordinadora del Proyecto de Saneamiento de la Ciudad y la Bahía de Panamá (UCP), presentó su Plan de Educación Ambiental. La UCP explicó que se han estado realizando charlas para promover la corresponsabilidad ciudadana en las escuelas, gremios empresariales, organizaciones y otras instituciones.

‘Es importante que todos nos unamos para reducir la cantidad de desechos que se depositan en las vías, los ríos y la Bahía, para lograr el saneamiento integral de nuestra Ciudad’, resaltó la coordinadora general del Proyecto, Tatiana De Janón, luego de dar a conocer el alcance del Plan de Educación.

El Proyecto de Saneamiento ha alcanzado el 90% de avance en su primera etapa. La Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) entró en funcionamiento hace poco más de un año y recibe aproximadamente 1.7 metros cúbicos por segundo de aguas residuales que antes se vertían a los ríos Matías Hernández y Matasnillo.

A pesar de que se ha reducido la cantidad de aguas servidas que se vierten en forma directa en ríos, quebradas y la Bahía de Panamá, el desborde de las aguas negras sigue siendo evidente en diversos sectores de la ciudad capital, especialmente luego de intensos aguaceros.

Antes de que existiera PTAR, unos 280 mil metros cúbicos de aguas residuales iban directo a ríos y quebradas, sin embargo hoy con el proyecto y la PTAR esa cantidad ha bajado en 129 mil 600 metros cúbicos.

EL PROBLEMA DE LA RECOLECCIÓN

Si bien es cierto que el proyecto y la cultura son esenciales, esto no puede ir separado de la correcta y oportuna recolección de desechos, ya que como señala la directora de Audubon: ‘de nada sirve crear un sistema de colectora de aguas servidas y plantas de tratamientos para limpiar la Bahía, si por otro lado llegan al río porquerías’.

Además de contaminar los ríos, la mala disposición de la basura también hace que se tapen las alcantarillas y se desborden aguas negras.

En Panamá la recolección de basura ha sido un tema debatido, incluso en las campañas políticas recientes, porque en general la ciudadanía siente que no es un sistema eficiente.

En 2010, el gobierno de Ricardo Martinelli creó la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD), dirigida por Enrique Ho Fernández, prometiendo que el problema de la basura sería un asunto del pasado.

La entidad cuenta con 169 mil 164 clientes residenciales y 11 mil 985 clientes comerciales. Ésta ha justificado las falencias en el sistema en el hecho de que existe una morosidad por la tasa de aseo de 58.4 millones de dólares y por algunas deudas heredadas desde la administración de Juan Carlos Navarro. En reiteradas ocasiones Ho Fernández ha pedido la colaboración de la ciudadanía en no sacar la basura después que pase el camión recolector y ha explicado que esto es básico para mejorar el proceso.