Temas Especiales

26 de Oct de 2020

Planeta

Senderismo, una práctica aún con deficiencias en Panamá

Según los expertos, la falta de señalizaciones, guardaparques e información de los senderos y parques nacionales expone la vida de la gente

A pesar de las bondades que ofrece Panamá para practicar el senderismo, por su impresionante atractivo ecológico, —como bosques, montaña, playas, costas, islas y animales— todavía hay aspectos en cuestiones de infraestructura que hay que resolver para desarrollar la actividad con mejor efectividad. Por lo menos eso es lo que hace falta en los parques nacionales de la ciudad capiltal, según los expertos consultados por este diario.

Estos señalamientos salen a relucir, luego de la desaparición de las dos jóvenes de nacionalidad holandesa, en los senderos de la provincia de Chiriquí, el pasado mes de abril, cuyo caso todavía no ha logrado resolverse y que ha puesto en duda la seguridad en los senderos de Panamá o si en realidad es responsabilidad de cada excursionista no salirse de las rutas señalizadas para evitar una tragedia como esa.

El mexicano Mauricio Pérez, experto en servicios ecotursísticos, dijo que la falta de una infraestructura adecuada en algunos de los senderos del país es evidente, ya que ha recibido quejas de sus clientes por la falta de información y señalizaciones en estos sitios de excursión. ‘Hace poco unos clientes —un español y una peruana— que fueron al Parque Nacional Soberanía se quejaron con nosotros porque lo guardaparques no les habían suministrado suficiente información sobre el lugar y que había pocas señalizaciones. Pero luego fueron al de Gamboa y quedaron muy satisfechos’, comentó Pérez, dueño de la página Go Panamá, una compañía que ofrece servicios turísticos no solo en territorio panameño sino también en Colombia, Costa Rica y Perú.

En este sentido, José Uno, guía turístico de Aventuras 2000, comentó que en su experiencia, además de la falta de señalizaciones lo que ha visto es la carencia de guardaparques en los sitios donde se practica el senderismo ecológico, lo que dificulta muchas veces la labor de los guías principiantes y de los excursionistas mochileros, puesto que como no conocen el área corren el riesgo de extraviarse. ‘Por ejemplo, en el Parque Nacional Chagres los guardaparques están más en la garita ubicada a la entrada de la reserva y muy pocas veces los encuentras dentro del parque, solo cuando hacen sus patrullajes’, indica Uno.

Por su parte, el experto en senderismo, Gilberto Ceballos, destaca que en este país no se puede hablar de senderismo, porque ‘existe un problema de infraestructura y para hablar de ese tema primero habría que construir los senderos; y no los hay’. ‘ Aquí le hago una crítica a la ANAM (Autoridad Nacional del Ambiente). Esto porque los senderos que tenemos no están bien estructurados, ninguno cumple con las normas establecidas internacionalmente. Aquí no hay senderos, aquí lo que hay son caminitos que muchas veces ponen en peligro la vida de las personas que los atraviesan, como es el caso del sendero La Cruz, en Campana’, afirma Ceballos, asegurando que cada sendero ecológico tiene un propósito específico, como por ejemplo ‘para caminar o para hacer ciclismo, etc’.

Ceballos dijo que además de los senderos bien construidos y las señalizaciones bien implementadas, entre otras de las deficiencias que tiene Panamá para practicar el senderismo adecuadamente es la carencia de personal capacitado que tiene la ANAM para realizar la labor, refieriéndose a los guardaparques. Así como también la falta de monitoreos y mantenimiento constantes en las reservas. ‘Los senderos tienen que cumplir con ciertos reglamentos que incluyen la entrada de equis cantidad de personas (turistas) al día y no cualquier cantidad’, afirma Ceballos, quien ha recorrido los parajes de toda la República de Panamá y colaboró en la restauración del sendero de ‘Los Monos’, en el Parque Natural Coiba, en el año 2008.

A juicio de Ceballos, los senderos de Los Quetzales y del Camino de Cruces son los que más mantenimiento reciben; y ‘esto porque son los sitios que más visitas turísticas reciben’.

Por otro lado, La Estrella de Panamá trató de contactar a las autoridades de Áreas Protegidas de la ANAM para conocer su percepción, pero hasta el cierre de esta edición los esfuerzos fueron infructuosos. Sin embargo, el jefe regional de Áreas Protegidas y Vida Silvestre de la ANAM en Chiriquí, Nicomedes Jiménez, en una nota publicada hace poco por un diario de la localidad reconoce que la falta de guardaparques y señalizaciones en estos lugares es real y que si la gente sigue entrando sin guías turísticos corre el riesgo de perderse.