Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Tecnología

La tecnología en el entorno sociolaboral

Durante el foro ‘Impacto de la tecnología en el entorno sociolaboral: ¿Disrupción o evolución?', especialistas analizaron la digitalización de las empresas

El mundo del empleo evoluciona y las nuevas tendencias tecnológicas son factores que influyen en ello.

Con el fin de debatir sobre los retos que enfrenta el mercado laboral panameño en torno a la incorporación de la tecnología, recientemente el Consejo del Sector Privado para la Asistencia Educacional (Cospae) realizó el foro ‘Impacto de la tecnología en el entorno sociolaboral: ¿disrupción o evolución?'.

‘Desde mi perspectiva, la tecnología realmente representa ambas. La tecnología llega a una empresa y se presenta como una disrupción, sin embargo para aquellas compañías que están abiertas a reconocer que esa disrupción está ocurriendo, la tecnología se convierte en una herramienta para evolucionar; la clave para dar este paso es adaptarse', señala Juan Carlos Chaía, director de recursos humanos para la región de Sudamérica, Centroamérica y el Caribe de Cemex y quien presentó el caso de transformación tecnológica de esta empresa en el foro.

El desarrollo constante y la implementación de las nuevas tecnologías han contribuido a la transformación de profesiones establecidas, y a la aparición de innumerables profesiones de nuevo perfil.

‘La evolución de la empresa se dará en la medida que logremos que nuestro capital humano se adapte. Realmente no es una dicotomía entre disrupción o evolución; no es una u otra, es ambas',

JUAN CARLOS CHAÍA

CEMEX

‘La evolución de la empresa se dará en la medida que logremos que nuestro capital humano se adapte. Realmente no es una dicotomía entre disrupción o evolución; no es una u otra, es ambas. Sin duda, todas las industrias están pasando por eso y hay que evolucionar', apunta Chaía.

Según explica el director de recursos humanos para la región de Cemex, para evolucionar no solo se requiere trabajar en infraestructura, es imperativo una trasformación en el recurso humano ‘desde la cabeza de la empresa'. ‘Se requiere un cambio cultural en la mano de obra y en los directivos', indica.

Rodrigo Paniza, vicepresidente de innovación, transformación y experiencia de Banesco, coincide con Chaía y apunta que ‘el cambio importante comienza por la gente'. ‘No podemos solo enfocarnos en la trasformación digital, porque eso nos obliga a ver de una u otra manera a la tecnología y a los sistemas digitales como un pilar estratégico cuando no lo son. La tecnología y la digitalización son un vehículo que nos llevan a entregar un servicio necesitado', dice Paniza a la vez que ratifica que ‘el enfoque está en las personas, la cultura y los clientes'.

Según un reciente estudio de la consultora Deloitte, gracias a la tecnología se está produciendo un aumento de puestos de trabajo en sectores enfocados a la creatividad y al ocio.

El estudio sostiene que el progreso tecnológico ayuda al aumento de la productividad y el empleo en sectores como la salud, educación y otros servicios profesionales.

Sin embargo, ‘las empresas no están obteniendo los perfiles con las habilidades que necesitan, lo que las ha forzado a invertir en el desarrollo de estas capacidades', dice Chaía. Para subsanar la dificultad, el especialista en recursos humanos propone una asociación mucho más cercana entre empresas y académicos.

‘Migrar los modelos de aprendizaje hacia temas de mucha más acción. La parte académica es el menor porcentaje. La experiencia es muy valiosa, la gente aprende haciendo', indica Chaía.

Concluye que frente a la realidad de que la tecnología continuará ingresando en los diversos campos laborales, se torna ‘indispensable hacer los cambios y ajustes requeridos a menor costo y tiempo para no impactar de manera negativa al capital humano y, por ende, a la empresa. Es mejor estar al frente del cambio que detrás'.